La petrolera de Vila y Manzano, fuera del Merval

La petrolera Andes Energía, en la que participa el grupo Vila-Manzano y que está en proceso de venta, tuvo un comienzo accidentado en el índice de acciones líderes de la Bolsa porteña al quedar suspendida temporalmente su cotización en el Merval, según lo dispuesto por las autoridades del Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA).La medida -que se estableció el lunes y se comunicó ayer a los agentes de la plaza local- se conoció luego de que se cumplieran los cinco días hábiles sin operaciones que fija la plaza como necesarias para el retiro momentáneo del papel en el indicador.Aún así, fuentes consultadas por Télam, indicaron que si la acción vuelve a operar en un plazo razonablemente breve, el papel de Andes recién volvería a participar del Merval con el inicio del cuarto trimestre del año, en octubre próximo. Mirá también YPF, a un paso de venderle a General Electric parte de su negocio eléctricoEn el mercado de acciones hay papeles que operan en el índice general y que tras cumplir determinado nivel de volumen de negocios y con una continuidad de ruedas operadas pueden acceder al índice de acciones líderes: el Merval.Así la composición del Merval, y de otros índices como el Merval 25 o el Burcap se modifica trimestralmente ya sea con la incorporación de nuevas empresas y otras que salen de los mismos o con el peso que cada acción tiene dentro del cien por ciento de los indicadores.Esta es la primera vez en los 31 años de vida del Merval que una empresa que asciende del panel general al “líder” lo hace estando suspendida por la Comisión Nacional de Valores, a lo que luego se suma la imposibilidad de operar en el segmento líder a pesar de figurar en la nómina. Mirá también La perforación de pozos petroleros bajó 42,9% en dos añosLos traspiés de Andes Energía en el mercado comenzaron el 29 de junio pasado cuando ya se conocía en el mercado que la firma pasaría a formar del grupo de élite en el tercer trimestre.La CNV suspendió la operatoria tras conocerse que la empresa, que cotiza en el AIM de Londres, la plaza donde operan las pequeñas empresas internacionales, fue suspendida en ese mercado tras rumores de venta que involucraban a la firma.Luego de la decisión de la CNV, la empresa comunicó a las autoridades que confirmaba que se encontraba “negociando con otra parte una posible adquisición inversa”.Al día siguiente la firma actualizó la información enviada a las autoridades del mercado y precisó que “Andes confirma que se encuentra negociando con Mercuria Energy Group Limited una posible transacción que, conforme las Reglas del AIM, constituye una adquisición inversa de la Sociedad y consiste en la combinación de los activos de Andes y los activos de producción y exploración de Mercuria en Argentina”.Jose Luis Manzano, uno de los dueños de Andes Energía.En los pasillos del mercado bursátil local indican que la operación se encuentra pronto a concretarse y por eso apuntan a que la firma puede quedar bien postulada para participar del Merval en el último trimestre del año.Andes Energía es una empresa de gas y petróleo enfocada en actividades de exploración y perforación en América del Sur, cuyas principales operaciones se desarrollan en Argentina y Colombia.La petrolera tiene participación en la formación no convencional Vaca Muerta y noticias relacionadas con esta área fueron las que impulsaron una fuerte negociación y revaluación de la acción a lo largo de 2017 llevándola a participar del Merval por primera vez. Por ahora, este paso quedó temporalmente suspendido. YPF, al frenteCon la salida de Andes, YPF quedó como la firma con mayor participación dentro del Merval. La participación del 3,4% de la empresa de Vila y Manzano fue repartida entre las otras empresas cotizantes y, en la nueva composición, YPF pasó a liderar el índice con una ponderación de 10,18%, seguida por Pampa Energía, que quedó con el 10,12% y a continuación Petrobras Brasil, con el 8,97%, papel que por dos años consecutivos lideró el índice y que en este trimestre quedó desplazado a la tercera posición.

Fuente