Expertos en salud apuntan a la necesidad de reformas postpandémicas en la OMS

FOTO DE ARCHIVO: Logo en el exterior de un edificio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante una reunión del consejo ejecutivo sobre el brote de coronavirus, en Ginebra, Suiza, 6 de febrero de 2020. REUTERS/Denis Balibouse/Foto de archivo (Denis Balibouse/)Por Kate Kelland y Josephine MasonLONDRES, 13 ene (Reuters) – El papel y el mandato de la Organización Mundial de la Salud (OMS) deben examinarse a raíz de la pandemia de COVID-19, y es probable que se necesiten reformas para liberarla de influencias políticas y darle más independencia, dijeron el miércoles expertos en salud pública.En la conferencia Reuters Next, el epidemiólogo británico Neil Ferguson, el epidemiólogo sueco Anders Tegnell y Chikwe Ihekweazu, director del Centro de Control de Enfermedades de Nigeria, dijeron que la agencia de salud de las Naciones Unidas había enfrentado dificultades a la hora de liderar una respuesta global a la pandemia.”Necesitamos reflexionar sobre cómo se puede mejorar la arquitectura global”, dijo Ferguson, incluida la necesidad de repensar “la gobernanza de organizaciones como la OMS”.”Uno de los desafíos es que sea verdaderamente independiente”, dijo. “Por lo general, está influenciada por Estados grandes. Históricamente han sido países occidentales como Estados Unidos, y ahora también es China, y eso a veces puede resultar un desafío en situaciones como el año pasado”.Muchos Gobiernos de todo el mundo, incluidos los de Estados Unidos, Australia y la Unión Europea, han pedido que la OMS sea reformada o reestructurada en un contexto de críticas a su respuesta al brote de COVID-19.La OMS sufrió un duro revés con la decisión adoptada el año pasado por Estados Unidos de interrumpir la financiación a la organización y ha sido acusada de estar demasiado cerca de China en la primera fase de la pandemia, cuando, según las voces críticas, Pekín tardó en compartir información crucial sobre el nuevo coronavirus, que apareció por primera vez en la ciudad de Wuhan.La OMS ha desestimado repetidamente esas acusaciones, y China insiste en que ha sido abierta y transparente.En la misma mesa redonda de Reuters Next, el sueco Tegnell dijo que, en su opinión, “esta crisis, comparada con muchas de las crisis de la última década, se ha politizado mucho más”, lo que ha hecho “que el papel de la OMS sea mucho más difícil”.Mientras las vacunas contra el COVID-19 están empezando a ser administradas en algunos de los países más ricos de Europa y América, es posible que las naciones más pobres tengan que esperar algunos meses antes de tener acceso a los suministros.”No hay duda de que este año será el año de las vacunas”, dijo Ihekweazu, quien agregó que acababa de ver un mapa actualizado de los países en los que ya se han administrado vacunas.”Mirándolo desde una perspectiva global, es desgarrador”, señaló. “Pero es pronto, es enero, así que tendremos que ver cómo transcurre el año”.(Informe de Kate Kelland y Josephine Mason; Edición de Alex Richardson; traducido por Tomás Cobos)

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *