Estados Unidos: seis claves para entender el segundo juicio político a Donald Trump

Se espera que la Cámara de Representantes impugne al presidente Donald Trump por su aliento a los partidarios que asaltaron el Capitolio de Estados Unidos, un voto que lo convertiría en el primer presidente estadounidense en ser llevado a juicio político dos veces.
Mientras que las tres impugnaciones anteriores (los presidentes Andrew Johnson, Bill Clinton y el mismo Trump) tardaron meses antes de una votación final, incluyendo investigaciones y audiencias, esta vez sólo habrá tomado una semana. Después de los disturbios en el Capitolio, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo “debemos tomar medidas”, y los demócratas (y algunos republicanos) comparten su punto de vista antes de la votación del miércoles.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, sería el primer mandatario en la historia del país en ser impugnado dos veces. Foto: AFP

Por ahora, no se espera que el Senado dirigido por los republicanos celebre un juicio y vote sobre si condenar a Trump antes de que el demócrata Joe Biden preste juramento como presidente el 20 de enero. Aún así, los demócratas creen que la acción de la Cámara de Representantes enviaría un importante mensaje al país.Una mirada a lo que pasará cuando la Cámara se acerque a la impugnación de Trump en su última semana en el cargo.Los fundamentos de la impugnaciónEn el orden normal, habría una investigación de impugnación y las pruebas se enviarían al Comité Judicial de la Cámara, que celebraría audiencias, redactaría artículos y los enviaría al pleno de la Cámara.  Es lo que pasó en 2019, cuando la Cámara destituyó a Trump por sus tratos con el presidente de Ucrania. Llevó tres meses.

Nancy Pelosi camino a su oficina en el Congreso. Su partido la impulsa para acelerar el segundo juicio político a Trump. Foto: EFE

Esta vez, con tan pocos días para actuar (sumado a la sensación entre los demócratas de que no hay necesidad de investigar lo que pasó, ya que la mayoría escuchó a Trump hablar con sus partidarios y estaban en el Capitolio cuando pasó) la impugnación va directamente al piso de la Cámara para una votación, que ya empezó este miércoles.Una vez que la Cámara vote la impugnación, los artículos y la evidencia serán enviados al Senado, donde se celebrará un juicio y habrá votos finales para condenar o absolver.Eso es lo que el Senado hizo a principios de febrero del año pasado después de que Trump fuera impugnado por primera vez. Los artículos Los demócratas comenzaron el debate el miércoles con un solo cargo de destitución: “incitación a la insurrección”. “El presidente Trump puso en grave peligro la seguridad de los Estados Unidos y sus instituciones de gobierno”, dice el artículo de cuatro páginas de la impugnación, que fue presentado por los representantes demócratas David Cicilline, de Rhode Island, Ted Lieu, de California, y Jamie Raskin, de Maryland. “Seguirá siendo una amenaza para la seguridad nacional, la democracia y la Constitución si se le permite permanecer en el cargo”, sostiene.

Luego del asalto al Capitolio del 6 de enero, la Guardia Nacional está apostada en el lugar para protegerlo. Foto: BLOOMBERG

El artículo dice que el comportamiento es consistente con los esfuerzos previos de Trump para “subvertir y obstruir” los resultados de la elección, y hace referencia a su reciente llamada al secretario de Estado de Georgia, en la que dijo que pedía que le encontrara más votos después de perder en ese Estado ante Biden. Trump ha afirmado falsamente que hubo un fraude generalizado en las elecciones, y las afirmaciones infundadas han sido repetidas por los republicanos del Congreso y los insurgentes que irrumpieron en el Capitolio. Justo antes de los disturbios, Trump habló con los partidarios cerca de la Casa Blanca y los animó a “luchar como el demonio”. Mientras los manifestantes irrumpieron, ambas cámaras estaban debatiendo las impugnaciones de los republicanos al recuento de votos electorales en Arizona como parte del proceso para certificar la victoria electoral de Biden. El apoyo de los republicanos El martes, cinco republicanos dijeron que apoyarían la impugnación. Ningún republicano apoyó la primera impugnación de Trump en 2019. La representante republicana Liz Cheney de Wyoming, la tercera republicana de la Cámara e hija del ex vicepresidente Dick Cheney, dijo que votaría para impugnar a Trump porque “nunca ha habido una traición mayor por parte de un presidente de los Estados Unidos a su cargo y a su juramento a la Constitución”.

La representante Liz Cheney, hija del ex vicepresidente de EE.UU., Dick Cheney, es una republicana que afirmó que votaría para que impugnen a Donald Trump. Foto: AFP

Cheney dijo que Trump “convocó” a la turba que atacó el Capitolio la semana pasada, “la reunió y encendió la llama de este ataque”. El representante de Nueva York John Katko fue el primer republicano en decir que votaría para ser destituido. Un ex fiscal federal, dijo que no tomó la decisión a la ligera. “Permitir que el presidente de los Estados Unidos incite este ataque sin consecuencias es una amenaza directa al futuro de nuestra democracia”, dijo Katko. “No puedo quedarme sentado sin tomar medidas”. También dijeron que votarían por la impugnación los representantes Adam Kinzinger de Illinois, Fred Upton de Michigan y Jaime Herrera Beutler de Washington. El envío al Senado Una vez que la Cámara apruebe los artículos, Pelosi podrá decidir cuándo los envía al Senado. Según el calendario actual, el Senado no reanudará sus sesiones hasta el 19 de enero, que es el día antes de la asunción de Biden.

El senador Lindsey Graham, visto aquí junto al presidente Trump, ha dicho que la impugnación no es conveniente. Foto: AP

Algunos demócratas sugirieron que Pelosi podría esperar para enviar los artículos y permitir a Biden comenzar su mandato sin que se le imponga un juicio político. Pero muchos otros demócratas han instado a Pelosi a moverse inmediatamente. El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, que estará a cargo una vez que Biden preste juramento, sugirió en una carta a sus colegas el martes que la cámara podría dividir su tiempo entre la confirmación de los nominados de Biden, la aprobación del alivio de COVID, y la realización del juicio. Si el juicio no se lleva a cabo hasta que Trump ya esté fuera de la oficina, aún podría tener el efecto de evitar que se presente a la presidencia de nuevo. Biden ha dicho que es importante asegurarse de que “la gente que se dedicó a la sedición y a amenazar las vidas, desfigurando la propiedad pública, causó un gran daño – que se les haga responsables”. La dinámica del Senado Es poco probable, por ahora, que suficientes republicanos voten para condenar, ya que se necesitan dos tercios del Senado. Sin embargo, algunos republicanos le han dicho a Trump que renuncie, entre ellos el senador de Pennsylvania, Pat Toomey, y la senadora de Alaska, Lisa Murkowski, y pocos lo están defendiendo.

La senadora republicana por Alaska, Lisa Murkowski (a la derecha) le ha pedido al presidente Trump que renuncie. Foto: AP

El senador republicano Ben Sasse ha dicho que miraría lo que la Cámara de Representantes aprueba, pero no se ha comprometido a apoyarlo. Otros republicanos han dicho que la impugnación sería divisiva. El senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, aliado clave del presidente, criticó su comportamiento al incitar los disturbios, pero dijo que la impugnación “hará más daño que bien”. Sólo un republicano votó para condenar a Trump el año pasado, el senador de Utah, Mitt Romney. Lo que la impugnación significaría Los demócratas dicen que deben avanzar, aunque el Senado no lo condene. El senador de Vermont, Bernie Sanders, twitteó el viernes que algunos podrían preguntarse por qué tratarían de impugnar a un presidente cuando sólo quedan unos días en el cargo.”La respuesta: precedente”, dijo. “Debe quedar claro que ningún presidente, ahora o en el futuro, puede liderar una insurrección contra el gobierno de EE.UU.”.Fuente: Associated Press

Mirá también

Estados Unidos: la Cámara de Representantes inició el debate y votación para llevar a Trump al juicio político

La ciudad de Nueva York rompe todos los contratos con las empresas de Trump tras el asalto al Capitolio

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Estados UnidosWashingtonDonald Trump

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *