La división cada vez más profunda entre China y EE.UU., un escollo insalvable hasta para TikTok

Por RAYMOND ZHONGEl empresario chino detrás de TikTok tomó amplias precauciones cuando se propuso atravesar la división más traicionera del mundo de la tecnología: la que separa la Internet fuertemente controlada de China del resto del planeta. Dispuso que TikTok no estuviera disponible en China para que sus usuarios no estuvieran sujetos a los requisitos de censura del Partido Comunista. Almacenó los datos de los usuarios en Virginia y Singapur. Contrató gerentes en los Estados Unidos para ejecutar la aplicación y lobbistas en Washington para luchar por ella en el Capitolio.

Nada de eso importó mucho al final. Ahora que TikTok está negociando una venta a Microsoft bajo la intensa presión del presidente Donald Trump, el muro digital entre China y los Estados Unidos está demostrando ser más alto que nunca en este momento de creciente conflicto entre los dos países.

La tienda de Microsoft en Manhatta, la empresa que está en tratativas para comprar TikTok (Hiroko Masuike/The New York Times).

Sólo que esta vez, es el gobierno de los Estados Unidos, y no el de China, el que está levantando las barricadas: una escalada que podría predecir un tiempo aún más restrictivo para las empresas de ambos países. ByteDance, el gigante chino de redes sociales que está detrás de TikTok, es la primera historia de éxito en Internet verdaderamente global de China. El fundador de la empresa, Zhang Yiming, de 37 años, empezó a impulsar la expansión en el extranjero desde el principio, creyendo que sólo una empresa de alcance mundial podría mantenerse en la vanguardia tecnológica. Pero TikTok terminó resonando entre los adolescentes estadounidenses en un momento en el que incluso una plataforma para videos virales cortos está sujeta a un escrutinio político. Bajo el líder de China, Xi Jinping, el Partido Comunista ha enfatizado su autoridad final sobre el pueblo y las empresas chinas. Nunca se disipó la sospecha de que TikTok, sin importar cuántos ejecutivos no chinos pusiera a su cargo, sería incapaz de soportar la presión de Beijing para que entregara los datos de los usuarios o manipulara el contenido.

Asientos vacíos en un acto de Trump. Un grupo de usuarios de TikTok afirmaron haber comprado entradas para no asistir (Christopher Lee/The New York Times).

Dudas similares ya se ciernen sobre muchas otras empresas tecnológicas chinas. El repentino cambio de fortuna de TikTok podría obligarlas a reevaluar sus propias ambiciones internacionales. Chibo Tang, socio en Hong Kong de la empresa de capital de riesgo Gobi Partners, dijo que, cada vez más, su consejo a las empresas tecnológicas chinas es que se alejen de los Estados Unidos cuando se expandan al extranjero y que, en cambio, sigan las propuestas diplomáticas y las inversiones del gobierno chino en lugares como el sudeste asiático, el Medio Oriente y África. “Si quieres salir y abordar mercados más difíciles, seguro, pero obviamente hay consecuencias y costos adicionales”, dijo Tang. “De cara al futuro, los empresarios chinos de estas empresas tecnológicas deben ser conscientes de ello”.Un empresario sin nombre puso la posición de ByteDance en términos aún más duros en el blog tecnológico chino Huxiu el lunes: “Una vez que el negocio de EE.UU. se pierde, la mitad del espacio para pensar en la globalización se ha desvanecido”.

Mirá también

Mirá también

Cómo salir airoso de una entrevista laboral online

Mientras la incertidumbre se agitaba el domingo sobre si Trump permitiría a Microsoft continuar las negociaciones con TikTok, ByteDance emitió una declaración a altas horas de la noche en China reiterando su compromiso con la globalización. “En el proceso, nos enfrentamos a todo tipo de dificultades complejas e inimaginables”, dijo la compañía. La declaración citaba el tenso ambiente geopolítico, los choques culturales y, en un inusualmente directo golpe a un competidor, “el plagio y las difamaciones de Facebook”. Facebook está desplegando una característica parecida a TikTok llamada Reels on Instagram, de la cual es dueño. El director ejecutivo de la compañía, Mark Zuckerberg, también ha argumentado que socavar a las empresas tecnológicas estadounidenses con un exceso de regulación podría permitir a los rivales chinos exportar sus valores propios (que son muy diferentes) al mundo. Facebook se negó a comentar la declaración de ByteDance. Para Zhang de ByteDance, el encuentro de TikTok con el gobierno de Trump ha sido una educación en política global, aunque difícilmente su primera.

Mirá también

Mirá también

La impresión 3D pasa de la Fórmula 1 a las automotrices

Zhang está del lado más nerd del espectro de los fundadores de la tecnología. Reparó computadoras en la universidad, y en las entrevistas, parece estar más cómoda hablando de algoritmos y del flujo de información. No es miembro del Partido Comunista, le dijo recientemente a la revista The Atlantic. Durante muchos años, se hizo eco de Zuckerberg al decir que dirigía una empresa de tecnología, no un medio de comunicación, lo que significaba que no debería imponer sus propios juicios sobre el contenido. “No puedo decidir con precisión si algo es bueno o malo, intelectual o intelectual”, dijo a la revista de negocios china Caijing en 2016. Zhang pudo haber pensado que se estaba aislando en China. Pero los peligros de ese enfoque basado en la tecnología quedaron claros en 2018, cuando las autoridades chinas cerraron uno de los productos más antiguos de ByteDance, una aplicación de humor llamada Neihan Duanzi, por difundir material vulgar. Zhang dijo que había estudiado el rápido crecimiento de otra empresa china en el extranjero para ver cómo se podía hacer.

Mirá también

Mirá también

Intenté vivir sin los gigantes tecnológicos, pero fue imposible

¿Qué compañía? Huawei. En retrospectiva, su elección fue previsora, aunque tal vez no de la manera que él pretendía. La administración Trump ha buscado durante años limitar el crecimiento del gigante chino fabricante de equipos de telecomunicaciones y teléfonos inteligentes. También ha sido calificado como una amenaza a la seguridad nacional por los funcionarios de la Casa Blanca. El crecimiento internacional estaba en la mente de todos cuando Zhang comenzó a cortejar a Musical.ly, una aplicación de sincronización labial hecha en China que había tenido éxito en los Estados Unidos y Europa. A finales de 2017, ByteDance acordó comprar Musical.ly por alrededor de 1000 millones de dólares. Más tarde, ByteDance fusionaría la aplicación con TikTok, dándole un punto de apoyo en Occidente que finalmente la impulsaría a un mayor éxito. Según personas conocedoras del tema, las dos partes no se dirigieron al Comité de Inversiones Extranjeras en los Estados Unidos, o CFIUS, para pedir su bendición de antemano, una decisión que más tarde volvería a perseguir a ByteDance. El CFIUS suele evaluar los acuerdos extranjeros que implican a una empresa estadounidense por los posibles riesgos para la seguridad nacional. Pero también reclama la jurisdicción sobre los acuerdos entre empresas extranjeras que tienen importantes operaciones estadounidenses.

Mirá también

Mirá también

¿Cómo sabés que un humano escribió esto?

Cuando TikTok se convirtió en un gran éxito en los Estados Unidos, surgió la preocupación de si la aplicación estaba censurando contenidos que pudieran ofender a Beijing. A finales del año pasado, The New York Times y otros informaron que CFIUS estaba investigando el acuerdo Musical.ly. Los políticos de Washington también comenzaron a expresar su temor de que TikTok pudiera ser un conducto para que China se inmiscuyera en las elecciones de EE.UU.. Al aumentar la presión, algunos de los inversores y asesores de Zhang ofrecieron ideas para distanciar a TikTok de ByteDance, incluyendo la reorganización de la estructura corporativa o legal de TikTok. Pero en lugar de una gran reestructuración, Zhang optó por cambios de personal. Esta primavera, reorganizó los ejecutivos de ByteDance en China y dijo que personalmente dedicaría más tiempo y energía a Europa, Estados Unidos y otros mercados.En mayo, Liu Zhen, un ex ejecutivo de Uber en China que había estado supervisando la expansión global de ByteDance, dejó la compañía. Zhu fue reemplazado como jefe de TikTok por Kevin Mayer, un veterano ejecutivo de Disney en los Estados Unidos. ByteDance también se embarcó en una campaña de lobby en Washington para vender la idea de que las lealtades de TikTok eran con los Estados Unidos, no con China. En las reuniones con los legisladores, los lobbistas hicieron hincapié en el carácter ligero y estimulante de la aplicación y en el hecho de que muchos de sus principales líderes eran residentes en los Estados Unidos. El escrutinio de la administración Trump continuó sin disminuir. Después de que Trump no lograra atraer a grandes multitudes en un acto de reelección en junio en Tulsa, Oklahoma, los usuarios de TikTok afirmaron haber hecho una broma al registrarse para comprar entradas y luego no asistir al evento. A principios de julio, el secretario de Estado Mike Pompeo propuso la idea de prohibir la aplicación por motivos de seguridad.

Mirá también

Mirá también

Cómo el trabajo remoto creará ganadores y perdedores económicos

A las pocas semanas, Microsoft dijo que había recibido el visto bueno de Trump para buscar un acuerdo para comprar las operaciones de TikTok en los Estados Unidos. El CFIUS había decidido ordenar a ByteDance que se deshiciera. En una carta a los empleados de ByteDance el lunes, Zhang hizo que la reciente agitación sonara más como un asunto técnico que como una amenaza existencial provocada por fuerzas geopolíticas hostiles.Escribió que la compañía había enfatizado repetidamente que estaba dispuesta a hacer cambios técnicos para atender las preocupaciones de los EE.UU., pero la orden de venta se hizo de todos modos. “No estamos de acuerdo con esta decisión, porque siempre hemos insistido en garantizar la seguridad de los datos de los usuarios, la neutralidad y la transparencia de la plataforma”.© 2020 The New York Times

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

TecnologíaChinaEstados UnidosTikTok

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *