La mejor noticia, también la peor

Por varias razones, la mejor noticia de la semana fue la aprobación de cinco eventos biotecnológicos por parte de la República Popular China. En primer lugar, porque es la primera tanda de liberaciones después de 18 meses, lo que significa un respaldo al mayor salto tecnológico de la agricultura global en los últimos treinta años, cuando irrumpieron las semillas transgénicas. En segundo lugar, porque el producto claramente más favorecido es –una vez más—la soja, el commodity agrícola más dinámico en el siglo XXI. Conviene recordar que China es por lejos el mayor comprador mundial de poroto de soja, con importaciones del orden de las 100 millones de toneladas anuales, por un valor de 40 mil millones de dólares.
Newsletters Clarín

Cosecha de noticias | Lo más destacado de la agroindustria y las economías regionales.

Todos los martes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
El evento principal ahora liberado es el Enlist, de Corteva, la empresa que surgió el año pasado tras la fusión de Dow y Dupont. Llega en un momento crucial: despues de tres décadas de uso y abuso del herbicida glifosato, se verificó un preocupante desarrollo de malezas tolerantes. Este problema se convirtió en la mayor amenaza para el cultivo. Todas las compañías proveedoras de tecnología –junto con los expertos del sector público y privado–vienen devanándose los sesos e invirtiendo enorme cantidad de recursos para encontrarle la vuelta. En este sendero, la irrupción de Enlist significó un aporte sustantivo. Combina la tolerancia al otrora exitoso glifosato, con otras dos moléculas: el glufosinato de amonio, y el 2,4D cholina. Ambas tienen modos de acción diferentes al glifo, por lo que constituyen una herramienta clave en la saga de rotar los herbicidas, principal recomendación de los expertos en malezas. Este evento de Corteva estaba liberado en los Estados Unidos, pero bajo un sistema de trazabilidad y en combinación con una de las grandes empresas agroindustriales (ADM). El “closed looping” es un circuito cerrado que permitió aprovechar las ventajas de la nueva tecnología, sin que corriese riesgo de mezclado de la nueva soja con la convencional. Esto fue necesario para esperar la aprobación por parte de China, con lo que en cuanto se formalice el anuncio oficial, desaparecerá la restricción. Corolario al margen: si había alguna duda, es posible diferenciar calidades y segregar distintos materiales. Es un tema muy importante para el futuro, donde los negocios cada vez más estarán sujetos a una demanda diferenciada. La tecnología digital, que está irrumpiendo en el trading, no solo abaratará los costos de transacción en las grandes operaciones de commodities, sino que también dará lugar a negocios más detallados. El otro gran tema que envuelve a esta aprobación china es qué pasará en los distintos países. Se trata de una ventaja competitiva esencial para quienes puedan acceder a ella. La mala noticia es que esto no ocurrirá en la Argentina. Muchos piensan que con la desaparición de Monsanto, absorbida por Bayer, terminó la batalla por la propiedad intelectual en semillas. Señores, están mal informados: los desarrolladores de eventos transgénicos y otras herramientas biotecnológicas no pondrán a disposición sus productos hasta que no se sancione una ley que respete el derecho del obtentor. En consecuencia, el “empate técnico” que había hasta la semana pasada, se transforma en un riesgo de goleada. Imaginemos una situación en la que Estados Unidos, Brasil, Paraguay y Uruguay cuenten con este evento y otros, ya sin problemas de mercados, y que la Argentina no tenga acceso. Será la peor noticia. Pasaron tres años de un gobierno que conoce el valor de la agroindustria como palanca de toda la economía. Todo comienza en la semilla. Pero la semilla sigue sin ley. Peor aún, reina la ley de la selva.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *