Con diseño y trabajo conjunto, la leña rinde 60 por ciento más

“En el paraje Capitán Paje de Salta, una mujer buscaba dónde estaba la manguera del gas; no podía creer que la cocina fuera tan linda y funcionara a leña”, enfatizó con el orgullo de quien entrega un trabajo, Ramón Fernández, de la pyme Iralof Industria Metalúrgica, encargada de fabricar en serie 100 cocinas a leña para comunidades del bosque chaqueño.
Newsletters Clarín

Cosecha de noticias | Lo más destacado de la agroindustria y las economías regionales.

Todos los martes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Diseñadas a medida de las familias campesinas e indígenas de Salta, Chaco y Santiago del Estero que viven en el interior del bosque nativo, estas cocinas consumen un 60 % menos de leña que el fogón tradicional –forma habitual de cocinar los alimentos en la zona, debido al costo elevado del gas envasado–. Fueron distribuidas por la Secretaría de Ambiente de la Nación y el INTA en el marco del Proyecto Bosques Nativos y Comunidad y, gracias a la buena respuesta de las comunidades, se espera la fabricación de otros 200 ejemplares. “La tecnología que desarrollamos responde al tipo de cocinas mejoradas y fue seleccionada entre varios modelos propuestos, principalmente, porque optimiza el uso de leña, mejora el aprovechamiento del calor generado para la cocción y tiene un diseño sencillo de replicar en la fabricación a escala local”, explicó Edurne Battista, diseñadora industrial del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar Región Pampeana del INTA (IPAF).

Beneficios de la cocina a leña.

La estructura del artefacto fue evaluada a la par de otras propuestas de cocinas limpias de la Red Latinoamericana y del Caribe, una entidad que reúne a empresas e instituciones involucradas en la resolución de problemáticas energéticas. Se calcula que, en la región, hay más de 20 millones de habitantes que cocinan sus alimentos a partir de biomasa. Previo a la selección del modelo, cuyas prestaciones también fueron puestas a consideración por las comunidades, técnicos del Proyecto Bosques Nativos y Comunidad realizaron talleres participativos con la población para identificar las demandas locales. Entre las más importantes, surgió el acceso a energía y la necesidad de reducir el tiempo y el trabajo que requiere el acarreo de leña para cocinar y calentar agua.

Mirá también

El gobierno bonaerense convocó a pymes lácteas a presentar propuestas para mejorar su eficiencia

En este contexto, “desde el INTA estudiamos la experiencia y elaboramos una estrategia de trabajo integral, basado en un plan piloto de fabricación, distribución y capacitación para el uso, que incorpora tanto cuestiones técnicas vinculadas con el artefacto como aspectos referidos a la práctica de las familias usuarias”, puntualizó Battista. En particular, la cocina fabricada se basa en el modelo de cocina propuesto en su tesis de doctorado en el área de energías renovables.Las cocinas fueron recibidas por las comunidades de Bajo Gimnasia, Nueva Yuchán y El Aybal en Santiago del Estero; La Armonía, Los Labradores y Pablo Segovia en Chaco y Kayip en Salta.

Mirá también

Científicos argentinos lograron modificar un gen vacuno que produce alergia

En tanto, María Magdalena Abt, coordinadora de la unidad ejecutora local del Proyecto Bosques Nativos y Comunidad de Santiago del Estero, destacó que “la iniciativa busca acompañar a comunidades indígenas y campesinas en un proceso de formulación participativa de planes de manejo para los bosques donde habitan”. En este sentido, Abt indicó que se promueve la incorporación de tecnologías que mejoren el bienestar de las familias y, a su vez, favorezcan el uso sostenible de los recursos naturales. Además, las familias y comunidades que trabajan en los proyectos quedan registradas para la asignación de subsidios contemplados por la Ley de Bosques, N° 26331.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *