G20: Hacia un desarrollo sostenible

Por Andrés Ibarra, vicejefe de Gabinete de la NaciónHoy como argentinos nos encontramos construyendo las bases sólidas que nos permitirán ser el país que merecemos, en un marco de mayor institucionalidad, respeto, transparencia y reglas de juego claras para los distintos sectores. En este contexto, nuestra presidencia en el G20 es un paso fundamental para continuar el camino de reinserción de la Argentina al mundo.
Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
A lo largo de este año hubo más de 80 reuniones de los distintos equipos que constituyen las áreas de interés del G20. Como parte del rol que nos tocó asumir como país tuvimos a cargo la coordinación de Economía Digital, un nuevo grupo de trabajo enfocado en un motor cada vez más importante para el crecimiento económico y el desarrollo humano: la innovación. Por eso, en agosto los ministros y principales referentes mundiales en la materia nos encontramos en Salta con la convicción y el compromiso firme de trabajar juntos para erradicar la brecha digital. Desde nuestro gobierno tenemos el objetivo de aprovechar las oportunidades que ofrece la transformación tecnológica y, al mismo tiempo, asegurar que toda la sociedad tenga acceso a sus beneficios. Sin embargo, Argentina aún tiene enormes desafíos por delante para avanzar en la llamada “Revolución Digital”: hoy las estimaciones indican que uno de cada tres argentinos no tiene acceso a internet y un 40% tiene dificultades en su uso. Con el objetivo de revertir esta situación, nos enfocamos en una estrategia integral basada en dos grandes proyectos. Por un lado, pusimos en marcha una Agenda Digital 2030 para coordinar las iniciativas y potenciar una visión de país con la innovación como eje, que facilite el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones para universalizar el acceso a internet, fomente cada vez más la educación basada en las Nuevas Tecnologías para preparar a los jóvenes para los empleos del futuro, e impulse la generación de entornos virtuales y seguros. Por el otro, en octubre junto al presidente Macri presentamos el Plan Nacional de Telecomunicaciones y Conectividad que, entre otras medidas, establece un nuevo cronograma de 4G para que alrededor de 2790 municipios -que representan el 93% de la población- estén conectados a internet móvil el año próximo. El mismo incluye 1.713 ciudades de más de 10.000 habitantes, 9.961km de rutas y 200 localidades turísticas y productivas que hoy no cuentan con un servicio móvil de calidad. Aspiramos también a superar los 20mbps de velocidad promedio de banda ancha, un indicador que hoy es tres veces superior con respecto al comienzo de la gestión. Pensamos en la conectividad como herramienta para acceder a habilidades y conocimientos relacionados con las nuevas formas de crear, gestionar, transmitir, comprender y utilizar la información. Se trata de un medio desde el cual podemos generar, a partir de una auténtica inclusión social y educativa, las bases para un desarrollo sostenible. Desde el primer día venimos trabajando para alcanzar este objetivo irrenunciable: en 2015, había 6.500km de fibra óptica operativa. Hoy hay más de 30.000 km iluminados que brindan internet a más de 600 localidades, alcanzando 1.300 para el final de la gestión. Asimismo, a través de esta Red Federal de Fibra Óptica, más de 480 Pymes y cooperativas brindan conectividad de calidad a miles de hogares de todo el país. Si hablamos de internet satelital, hemos conectado más de 2.600 escuelas rurales y hacia 2019, 3.600 tendrán internet satelital a través de ARSAT 1 y 2. En tiempos donde internet tiene que ver con casi todas las actividades que emprendemos, hablar de telecomunicaciones es hablar de igualdad de oportunidades. Resulta claro que la conectividad es un puente hacia el futuro. Si bien todavía hay mucho por hacer, las experiencias compartidas en esta cumbre son, sin lugar a duda, aprendizajes fundamentales en la construcción de un modelo que ayude a resolver las necesidades de nuestro país. Es fundamental integrarnos al mundo de manera inteligente y aprovechar todo el talento de los argentinos, acompañándolos con las herramientas tecnológicas necesarias, para que nuestro país crezca sostenidamente y consolide su desarrollo económico.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *