El cantante de reggae Bobi Wine busca convertirse en el líder de Uganda

Por KIMIKO de FREYTAS-TAMURAKAMPALA, Uganda — Mientras los soldados irrumpieron en el hotel, derribando puertas y sacando a rastras a los huéspedes de sus habitaciones, Bobi Wine se preparó para su turno. Sabía que lo buscaban a él. Después de todo, acababan de asesinar a su chofer, aparentemente al confundirlo con él.Un soldado entró como torbellino.“Nos miramos a los ojos mientras él llamaba a sus colegas”, recordó Wine, un cantante de reggae en Uganda que se ha convertido en el principal enemigo político del presidente Yoweri Museveni.Una pistola apuntaba a la cabeza de Wine, y dijo que le ordenaron arrodillarse. “Me pegaron, me golpearon y me patearon con sus botas”, dijo. “Ninguna parte de mi cuerpo se salvó. Me golpearon en los ojos, la boca y la nariz. Me golpearon en los codos y las rodillas. ¡Esos tipos son despiadados!”Wine, cuyo nombre real es Robert Kyagulanyi Ssentamu, conmocionó al partido gobernante cuando arrasó en votos y ganó un escaño en el Parlamento el año pasado. Ahora, a sus 36 años, ha declarado su intención de desafiar al presidente de Uganda, de 74 años, en las elecciones de 2021.Un año antes de ganar el cargo, escribió una canción llamada “Freedom” en la que atacó al presidente. Se volvió viral y se convirtió en una especie de grito de guerra para una nación cansada de la corrupción, el desempleo y la represión de la libertad de expresión.Hasta entonces, Museveni había desestimado a Wine como un “hooligan” marihuanero de los “guetos” de Kampala, la capital. Wine acogió la designación y ahora se autoproclama el “presidente del gueto”.El ataque de agosto contra Wine pareció confirmar su estatus como la principal amenaza al gobierno de 32 años de Museveni. Fue acusado de traición y está a la espera de juicio. El gobierno niega el ataque.Museveni llegó al poder ayudando a derrocar a dos dictadores anteriores. Pero ha mantenido su autoridad a través de la represión. “Los que luchan por la libertad se convierten en dictadores”, canta Wine sobre Museveni en “Freedom”. “Miran a los jóvenes y dicen que somos destructores”.Wine nació y creció en una barriada de Kampala. Su padre, veterinario, era cristiano, pero polígamo. Wine creció con cuatro madres y “más de 34” hermanos y hermanas. Su madre biológica, enfermera y cantante en el coro de la iglesia, sumergió a sus hijos en la música cristiana.Wine se inspiró en los artistas de reggae Bob Marley, Lucky Dube y Buju Banton. Estudió antropología en la Universidad de Makerere, la más prestigiosa de Uganda, y trabajó como peluquero, albañil y vendedor de CDs.Se cambió el nombre a Bobi, en homenaje a Bob Marley. Su apellido, Wine, hace referencia al vino —“porque creía que conforme envejecía, me volvía más útil, más potente y más sabio”.A los 26 años, comenzó a publicar canciones sobre temas sociales: violencia doméstica, VIH, drogadicción. En 2007 lanzó “Gueto”, en el que acusó al gobierno de tratar a las comunidades pobres como basura.En 2016, Wine decidió incursionar en la política porque “estaban golpeando y asesinando a la gente —me di cuenta de que ya era hora”.Aun así, el salvajismo del ataque lo dejó perturbado. La paliza desató protestas en el extranjero, y a Wine se le permitió viajar a Estados Unidos en septiembre para recibir tratamiento.Cuando regresó a casa, Museveni desplegó miles de fuerzas de seguridad para controlar a la multitud. Cuatro de sus conciertos fueron cancelados. “Estos tipos nos tienen tanto miedo. No tienes idea, no tienes idea, estos tipos están tan asustados. Y se sienten incómodos, porque saben que éste es nuestro poder”, dijo Wine hablando con sus partidarios recientemente.Pero Wine también les dio una advertencia inquietante.“No va a ser fácil”, dijo. “Nos van a lanzar gas lacrimógeno. Nos van a azotar. Van a encarcelar a algunos de nosotros”.“Y sí, matarán a algunos de nosotros”.© 2018 The New York Times

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *