Por qué desde la oposición de River hay más rechazos que adhesiones al nuevo Monumental

Hinchas que planean un abrazo simbólico al Monumental para dejar en claro que se oponen a la mudanza que propone Rodolfo D’Onofrio. Socios que, en cambio, están de acuerdo con la idea ya expresada por el presidente de River de construir un nuevo estadio con capacidad para 85.000 personas a unos 600 metros del actual, en los terrenos ubicados detrás de la ex ESMA. Las aguas están divididas entre los socios del club y también entre los dirigentes, ya que en el oficialismo son mayoría –aunque sin unanimidad- los que apoyan a D’Onofrio y en la oposición hay más rechazos que adhesiones a la propuesta del titular del club.En el arco opositor, por caso, no hay una postura uniforme. Antonio Caselli, el líder de la oposición tras finalizar detrás de D’Onofrio en las últimas dos elecciones, está en contra de una mudanza. Lo mismo ocurre con Leonardo Barujel, cuarto en los últimos comicios. Carlos Trillo, tercero en las elecciones de diciembre pasado, prefiere ser más cauto. Quiere saber lo que piensan los socios y por eso acaba de enviar más de 100.000 mails para que ellos le expresen su postura. En base a eso, y con un panorama mucho más claro que el que brindan el boca a boca y las redes sociales, dará a conocer su posición.¿Por qué es importante conocer la mirada de Caselli, Trillo y Barujel? Porque el tema deberá ser tratado en Comisión Directiva, donde se supone que será aprobado porque el oficialismo es mayoría. Luego de eso, debería recibir la venia de la Asamblea de Representantes de Socios, compuesta por 150 asambleístas. De ellos, 100 son del oficialismo, 30 de Caselli, 15 de Trillo y 5 de Barujel. Según establece el Estatuto del club, se necesita que 2/3 de los votos aprueben un tema, con lo cual en este caso deberían ser 100 los asambleístas que levanten el pulgar.”Acá, la clave va a pasar por lo que hagan los asambleístas. Me consta que somos varios los que no estamos de acuerdo con la mudanza, pero habrá que ver si votan con sinceridad o si optan por un voto político. En ese último caso, D’Onofrio tendría más chances de que se apruebe su proyecto”, afirma a Infobae un dirigente oficialista que prefiere una refacción del Monumental antes que una mudanza. Barujel también pone en duda qué camino seguirán algunos integrantes oficialistas de la Asamblea de Representantes de Socios. “Si bien es cierto que el oficialismo cuenta matemáticamente con dos tercios de los asambleístas, porcentaje éste necesario para que se aprueben la venta y el traslado del estadio, no estoy tan seguro que cuente también con ese porcentaje de integrantes con la convicción para apoyar semejante propuesta”.Para Caselli, la trascendencia del tema requiere de un tratamiento distinto al que marca el Estatuto del club. “Una decisión de semejante envergadura no la deben tomar 150 representantes de socios. Estamos hablando de nuestra casa, nuestra historia, nuestro club. La Asamblea debería llamar a un plebiscito para que la mayor cantidad de socios posible se exprese por esta cuestión”, afirma y agrega, acaso consciente de que su propuesta será de difícil concreción: “Espero de corazón que los otros 120 representantes que componen la Asamblea voten a conciencia porque no hay ningún motivo para entregar nuestro estadio, nuestro club y nuestra historia a un emprendimiento fastuoso inmobiliario”.  Trillo mandó a realizar una suerte de compulsa entre más de 100.000 socios para luego dar a conocer su postura. “La decisión sobre qué hacer con nuestra casa es trascendental para todos los riverplatenses. Yo seguiré la postura que adopte la mayoría. Tenemos una base de datos muy importante y ya comenzaron a salir los mails hacia los socios. Pedimos que cuando digan qué postura tienen, anoten su nombre y apellido, su número de socio y su documento de identidad para que los datos sean creíbles y fidedignos, y luego poder comunicarlos”, sostiene.A la hora de argumentar sus negativas a la mudanza, Caselli y Barujel ponen el acento en el sentido de pertenencia de los hinchas con el Monumental. “Nuestro estadio está en el mejor lugar de la Argentina y tiene tres avenidas de acceso, lo que lo vuelve el más seguro del país. Hay que modernizarlo, pero no es verdad que tenga problemas estructurales, como nos quieren hacer creer. El arquitecto (Jorge) Aslan, que fue uno de los que construyó el Monumental, hizo estudios que desmienten la existencia de problemas de ese tipo. Me pongo a disposición de las autoridades del club para ayudar a conseguir una financiación acorde para reformar el estadio”, indica Caselli. “El Frente de Agrupaciones y socios River de todos, que encabezo, ya fijó su posición de no a la mudanza del Monumental ni del club. Sí estamos de acuerdo con una ampliación, refacción integral y modernización del estadio. Quienes gobiernan el club son los responsables de buscar las alternativas de financiación para concretar ese proyecto. Para eso fueron votados por una amplia mayoría de socios hace menos de un año”, remarca Barujel. Y sentencia: “Imaginar una mudanza del Monumental es como imaginar a los romanos mudando al Coliseo o a los griegos, el Parthenón. Sería algo ridículo. El Monumental es definitivamente el mejor estadio que hay en la Argentina y está ubicado en un lugar estratégico, no hay mejor lugar para localizarlo. Además, en el predio se realizan múltiples actividades deportivas, sociales y culturales que hacen a la idiosincrasia del riverplatense. Sí entendemos que debe ampliarse y modernizarse”.La construcción de un nuevo estadio costaría unos 250.000.000 de dólares y demoraría entre cuatro y cinco años. El megaproyecto que propone D’Onofrio sería financiado con la venta de los terrenos donde se encuentra el Monumental y con el aporte de empresas privadas, especialmente con una que podría ponerle su nombre al nuevo estadio y con las que comprarían los palcos. Para no resignar la localía durante el tiempo que demandaría la construcción del nuevo estadio y evitar situaciones traumáticas para los abonados, el actual estadio sería derrumbado cuando esté listo el otro. De la actual estructura del club quedarían en pie el museo, el estacionamiento y la pileta. El resto de los deportes empezaría a practicarse en el predio donde quedaría emplazado el nuevo estadio y el área educativa, que hoy tiene en funcionamiento al jardín, al primario, al secundario y a la Universidad, se trasladaría enfrente del Monumental, en un polo educativo que se construirá donde hoy está el Tiro Federal.APCon todo, D’Onofrio no descarta la posibilidad de remodelar el Monumental, lo que tendría un costo de unos 40.000.000 de dólares, pero ya dejó en claro que prefiere construir uno nuevo porque el estadio actual ya cumplió 80 años y sus cimientos –afirma- se van deteriorando por el paso del tiempo.”Si remodelás el actual, ¿dónde jugamos mientras tanto? Porque hay que remodelar todas las tribunas, está el tema del colegio y a los que van a la platea San Martín les tendríamos que decir que durante un año no pueden venir a la cancha. Nos matan”, advierte D’Onofrio y añade: “River ya se mudó varias veces a lo largo de la historia porque siempre buscó superarse. Este caso es lo mismo”.River tuvo cinco estadios diferentes desde su fundación, el 25 de mayo de 1901: el primero fue en la Dársena Sur del puerto de Buenos Aires; luego se mudó a Sarandí, donde estuvo entre 1909 y 1912; el tercero estuvo nuevamente en la Boca, en la manzana comprendida por las calles Pinzón, Caboto, Aristóbulo del Valle y Pedro de Mendoza, de 1915 a 1923; el tercero (a partir de 1923) en Palermo, en Figueroa Alcorta y Tagle; y el Monumental, inaugurado el 25 de mayo de 1938, durante la presidencia de Antonio Vespucio Liberti, tal el nombre oficial de la casa del equipo millonario.El tema es carne de debate en los pasillos y en la confitería del Monumental. La polémica está instalada. Y queda mucho camino por recorrer.Seguí leyendoEl trabajo secreto de una de las figuras de River que se “descubrió” en un video viralTras el revuelo por su declaración, Marcelo Gallardo volvió a hablar sobre su futuro en River más allá de fin de añoVuelve la Superliga: la formación alternativa que pondría River para visitar a Colón, pensando en el duelo ante Gremio

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *