La oferta de Angelici por los botines de Tevez, el descuido de Pablo Pérez y el “reto” de Guillermo: la intimidad de la cena solidaria de Boca

A las 20 empezó a llegar el grueso del público que asistió a la cena anual solidaria Enzo Pagani, que lleva el nombre del dirigente que estaba a cargo de Boca Social fallecido el año pasado. Unas 1500 personas se hicieron presentes en un evento en el que se recaudaron fondos para desarrollar actividades sociales.El plantel, cuerpo técnico y cúpula dirigencial de Boca fue puntual. Por la zona mixta en la que estaban apostados los periodistas pasaron Carlos Tevez, Darío Benedetto, Wanchope Ábila, Daniel Angelici y Guillermo Barrios Schelotto. Los futbolistas posaron para los flashes y después de desfilar del otro lado de las vallas se introdujeron en la antesala para degustar la entrada.Se montó una cancha de fútbol delineada con luces de neón que colgaba sobre las mesas de los comensales. Y los sectores fueron distribuidos en campo de juego VIP, campo de juego, platea baja y platea alta (de menor a mayor cercanía con el escenario y los jugadores, respectivamente).La cancha montada con luces de neón encima de los comensalesEntre otras personalidades, estuvieron Guillermo Coppola, Claudio Paul Caniggia, Agustín Calleri, Juana Viale y Rolando Sartorio (cantante de La Beriso). Y viejas glorias como Rolando Schiavi, Chicho Serna y Víctor Marchesini.Angelici fue el primero en subirse al escenario y, después de dedicar sentidas palabras a Pagani, dio la bienvenida al plantel profesional. Pasadas las 22, los dirigidos del mellizo se dirigieron hasta sus mesas asignadas entre un mar de gente que se agolpó en busca de su selfie o autógrafo.Los futbolistas se dividieron en parejas y se sentaron junto a las personas que habían pagado las mesas más caras. Los más “sociables”, como Buffarini y Wilmar Barrios, charlaron con los integrantes de su mesa; otros más retraídos como Cardona y Olaza apenas soltaban algunas palabras y una sonrisa cómplice entre sí; los Barros Schelotto cenaron al lado de Angelici y Juan Carlos Crespi; y el dúo Tevez-Ábila apenas pudo degustar la comida por la cantidad de tiempo que fueron requeridos por los fanáticos.La mesa de Ábila y Tevez, la más solicitada de toda la nocheEl imitador Pato Muzzio irrumpió y no perdonó a ningún protagonista principal. Primero saludó a Gustavo Barros Schelotto con la voz de su hermano y luego hizo un mano a mano con Guillermo. Más tarde arengó a todos con la voz de Diego Armando Maradona (agregó a Palermo y Riquelme) y también emuló al presidente Angelici. El último en caer fue Tevez, quien lo recibió entre carcajadas.Lentamente, los platos se fueron vaciando y el discurso de Christian Gribaudo (secretario general) fue el pie para que los presentadores del evento, Andy Kusnetzoff y Karina Mazzocco, iniciaran la subasta.Leonardo Jara y Pablo Pérez subieron con Coppola al escenario para motivar a los mejores postores.La obra de arte del pintor Andrés Mariani fue subastado en 600.000 pesos, al igual que una camiseta firmada por el plantel. Y por un partido en la Bombonera para 40 personas (a realizarse en diciembre) ofertaron 400.000 pesos.Jara, Ábila, Tevez y Pablo Pérez acompañan en el escenario a Andy Kuznetzoff, Coppola y Karina Mazzocco durante la subastaComo la atención seguía en la zona baja, los jugadores volvieron al escenario paulatinamente y la subasta empezó a demorarse más de lo estipulado, lo que generó la impaciencia del cuerpo técnico.Dos pasajes para volar en chárter con el plantel que viajará a San Pablo en busca de la clasificación a la final de la Libertadores ante Palmeiras se pagó un millón de pesos. Y el reloj, con rasgos xeneizes, de una reconocida marca se fue en 1.550.000 pesos (el propio Tevez llegó a ofertar un millón).El premio más costoso fue el par de botines del Apache. Angelici fue el primero en levantar la mano: ofreció un millón de pesos aunque enseguida su oferta quedó desestimada. Juana Viale elevó la cifra y se dirigió al escenario para colaborar. Finalmente abonaron 2.200.000 pesos por el calzado de Tevez. En total, Boca reunió unos 30.000.000 de pesos.El conductor Andy Kusnetzoff dialoga con los mellizos ante la mirada de CrespiHubo un par de detalles casi imperceptibles mientras transcurrió el acto. Guillermo no dejó un minuto de mirar el reloj: meticuloso como pocos, veló por el descanso del plantel y hasta advirtió por lo bajo a los organizadores que se estaba haciendo la hora de la despedida. Es más, el mellizo subió con su hermano en el epílogo de la subasta y le dijo unas palabras al oído a Kusnetzoff, quien se dispuso a acelerar el show mientras Coppola no detenía su especie de stand up que hizo delirar de risa a todos. Ni siquiera hubo tiempo para el postre.Pablo Pérez fue una de las voces cantantes a lo largo de la subasta y dejó clara la ascendencia que tiene en el grupo. Sin embargo, entre chicanas a los postores y bromas con sus compañeros, pasó un momento de zozobra. Aún arriba del escenario, se palpó los bolsillos de su saco, los de su camiseta y también de sus pantalones. Sos ojos se desorbitaron y regresó repentinamente a su mesa. Había perdido su teléfono celular.El referente de Boca buscó un par de minutos el aparato: se fijó en la mesa, debajo de ella y también del mantel. No aparecía y a su rostro le ganaba la resignación. Fue hasta que le señalaron al joven arquero Federico Abadía, su pareja en la cena, quien le recordó que le había pedido que se lo cuidara en el momento que lo convocaron para la subasta. Por fortuna para él, fue sólo un susto.El detalle en los calzados de Tevez, Gago y Benedetto (Maximiliano Luna)Otro dato llamó la atención de los más observadores: a diferencia de sus compañeros, Carlos Tevez, Fernando Gago y Darío Benedetto utilizaron otro tipo de zapatos (con una especie de plataforma de goma). La del ex Juventus fue incluso distinta a la de los otros dos.Antes de la medianoche se habían retirado los jugadores (gran parte de ellos quedará concentrado hoy pensando en el partido de mañana ante Rosario Central) que practicaron esta mañana en la Bombonera.Quienes estiraron su permanencia disfrutaron del show en vivo de Ulises Bueno. Los que lamentaron no pudieron disfrutar de su cuarteto por cuestiones profesionales fueron Wanchope y Tevez, quienes seguramente no dejarán pasar la próxima oportunidad.SEGUÍ LEYENDOUn honor para Boca: la Bombonera lidera el “ranking definitivo de los mejores estadios del mundo”Guillermo guarda, pero no tanto: el probable equipo de Boca para recibir a Rosario CentralEl proyecto de ley que allana el camino para la construcción de la nueva Bombonera

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *