La Oficina Anticorrupción pidió que Cristina Kirchner vaya a juicio por la causa de Los Sauces

Los SaucesLa Oficina Anticorrupción (OA) pidió al juez Julián Ercolini la elevación a juicio oral de la causa Los Sauces, en donde están procesados la ex presidenta Cristina Fernández, sus hijos Máximo Kirchner y Florencia Kirchner, y los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, entre otros.”A Cristina Elisabet Fernández se le atribuye haber ideado, conformado y dirigido, junto a su difunto marido, Néstor Carlos Kirchner, y al hijo de ambos, Máximo Carlos Kirchner, una organización criminal, que funcionó entre el 7 de noviembre de 2006 y el 14 de diciembre de 2016, destinada a canalizar bienes de origen ilícito a través de la sociedad familiar ‘Los Sauces S.A.'”, se destaca en el escrito de la OA presentado hoy ante Ercolini.Se trata de la ronda de consultas que dispuso el juez entre todas las partes para dar por cerrada la investigación y mandar el caso a juicio oral.Cristina Kirchner ya fue enviada a juicio en las causas de obra pública, dólar futuro y Memorándum con Irán. Si el juez da por cerrada esta causa, también se le sumará Los Sauces.Sus otras complicaciones judiciales son la causa Hotesur, donde está procesada; el caso de los cuadernos –donde el lunes enfrentará su segunda indagatoria– y ahora la Cámara Federal resolvió impulsar su indagatoria por la llamada “ruta del dinero k”.Cristina KirchnerEn el caso Los Sauces, la OA –en su rol de querellante- dijo hoy a Ercolini que Cristina Kirchner “participó como directora a lo largo de toda la maniobra y se benefició con el crecimiento de la sociedad, que experimentó un capitalización de más de un 12.000%, incremento del que se benefició con el retiro personal de fondos y con la utilización, para su propio disfrute, de bienes a nombre de la sociedad”.La OA también destacó que Máximo Kirchner “valiéndose de la calidad de socio fundador y de presidente de “Los Sauces S.A.”, diseñó, ejecutó y dirigió, entre los años 2009 y 2016, un esquema de reciclaje de fondos de origen ilícito a través de esa empresa familiar por medio del cual se logró legitimar una porción de dinero de procedencia ilegitima que era canalizado por empresas del “Grupo Báez” y del “Grupo Indalo” -que habían sido beneficiadas con contratos y concesiones estatales otorgadas durante el gobierno de los Kirchner- a través de la actividad inmobiliaria y hotelera desplegada por la sociedad familiar mencionada, tras lo cual dispusieron personalmente de varios de los bienes resultantes bajo apariencia de legitimidad”.Los Sauces firmó distintos contratos de locación con empresas del “Grupo Báez” y del “Grupo Indalo” en concepto de alquileres de propiedades y hoteles por un total de $25.968.042,27. Estos contratos que resultaban innecesarios para las actividades de esas empresas y, por otra parte, fueron hechos a precios elevados por encima de los valores de mercado.Según dijo, esto constituyó una maniobra de lavado de activos, dado que a través de un contrato de alquiler simulado se inyectó en el circuito legal sumas de dinero de procedencia ilícita.Por otra parte, la OA señaló que los pagos efectuados por Cristóbal López y Fabián De Sousa y sus colaboradores, bajo el ropaje de contratos de locación, constituyeron dádivas ofrecidas y entregadas a los entonces presidentes de la Nación, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, ya sea que hayan sido dados sin causa que los justifique o bien como retorno por una serie de contratos, licencias y concesiones estatales.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *