El Racing – River copero que impacta con los recuerdos y seduce con la actualidad

¿A mí me trajeron en el rol de perdedor?”, pregunta Roberto Trotta al saludarse con Ignacio González en la redacción de Clarín. La invitación era para recordar aquel duelo entre River y Racing por los octavos de final de la Libertadores 1997. En esa oportunidad, la Academia se clasificó luego de una notable actuación de Nacho en la tanda de penales. “La nota la tengo que arrancar yo”, dice sonriendo Nacho. “Ojo, igual: en el Cilindro fue 3-3 y en el Monumental 1-1. Si hubiese valido el gol de visitante no llegaban a los penales”, retruca Trotta.

-¿Qué recuerdan del partido?-González: Lo recuerdo como algo muy lindo. En aquel momento llegaba mucho mejor River; nosotros entramos por la ventana a esa Copa. Nos tocó definir de visitante en el Monumental, una cancha bastante esquiva para la historia de Racing. Al juego de vuelta lo viví con mucha tensión. No generamos demasiadas situaciones de gol y pudimos aguantar el empate. Después, tuve la suerte de atajarle el primer penal a Enzo.

Mirá también

El proyecto, esa palabra sagrada para Gallardo

-Trotta: Eran dos muy buenos equipos de fútbol, con grandes jugadores. A mí me tocó jugar el segundo partido porque habitualmente era suplente. Los titulares eran Celso Ayala y el Toto Berizzo, y esa noche Berizzo no estuvo. En el Monumental nos sorprendió Racing, pero pudimos empatarlo rápido. Después, el señor (señala a Nacho) atajó un penal y les alcanzó.

Fueron rivales en la cancha y ambos incursionaron en la televisión. Trotta es panelista del programa Debate Final. Nacho también formó parte de ese panel. Foto: Andres D’Elia

-¿Genera un desgaste extra enfrentarse contra un equipo argentino?-Trotta: Sí. Los partidos entre equipos argentinos no terminan nunca. Si lo ganaste, no termina porque te lo recuerdan en la calle, estás de buen ánimo. Si lo perdés, te queda le espina clavada y te puede afectar en el resto de los campeonatos que estás jugando. Cuando quedás eliminado con alguien de afuera es distinto: en una semana se termina todo. Por eso los argentinos no se quieren cruzar.-González: A mí me gustaba jugar contra los argentinos. En algún momento te tenés que cruzar. Particularmente, me gustaban los clásicos, las previas, el durante, más allá de que si perdés el golpe es más duro. Y otra cosa: te ahorrás el desgaste del viaje.-Trotta: ¡Yo prefiero ir a México con 12 horas de viaje antes que jugar contra River, Racing, Boca, Independiente, Estudiantes o Atlético Tucumán! Me gusta enfrentarlos, pero cuanto más tarde mejor. La cabeza se prepara distinta para un juego entre argentinos. La tensión es otra.

Roberto Trotta y Nacho González en la redacción de Clarín. Foto: Andres D’Elia

-Entre River y Racing, ¿existe un favorito?-González: No. Tampoco podemos decir que uno viene mejor que otro porque no hubo competencia, más allá de los partidos de River por la Copa Argentina. Todos los equipos que están en octavos son buenos.-Trotta: Racing estaba muy bien en defensa y se le cayó Donatti, un jugador clave en las dos áreas. Creo que River tiene jugadores que ya pasaron por varios partidos decisivos. Hace mucho que vienen jugando juntos, se conocen de memoria. También tiene un entrenador como Gallardo que se siente cómodo en los mano a mano: le encantan esos desafíos.

-González: Los proyectos a la larga tienen un beneficio. Gallardo hace años que está en River respetando una idea de juego. Racing va camino a eso. Algunos refuerzos llegaron un poco tarde y no van a estar disponibles para el primer partido, pero me gusta como juega el equipo del Chacho. Tanto River como Racing son candidatos a ganar la copa.

Mirá también

Alarma en Racing: se cayó Alejandro Donatti para el choque frente a River

-¿Qué jugadores pueden ser determinantes en la serie?-Trotta: De River me gusta Pity Martínez, que arrancó resistido y hoy por hoy es fundamental. También los dos delanteros. Pratto no es un futbolista que va a hacer 50 goles por año, pero el resto se va a cansar de hacer goles por lo que genera, por lo que molesta a los defensores, por lo que asiste. Y también encontró un arquero de equipo grande, que está acostumbrado a un arco grande. De Racing, repito, me gustó el trabajo defensivo que logró el Chacho, aunque ahora va a ser bastante nuevo con la baja de Donatti y el arquero nuevo, Arias. Y además hay que recordar que se le fue Lautaro Martínez.-González: La salida de Lautaro es dura, pero volvió Bou. Racing tiene un mediocampo interesante, con jugadores verticales. De River destaco la columna vertebral. Los dos delanteros me encantan. Nacho Scocco es un jugador fuera de serie. Ponzio es una garantía en el medio. Los centrales están otra vez confiados y encontró un buen arquero. Y también el banco de suplentes. River tiene mucho recambio. Gallardo mira al banco y tiene varias alternativas.

-Ambos jugaron en la misma época en que jugaban Gallardo y Coudet, dos entrenadores hoy consagrados y de gran futuro. ¿Imaginaban a ellos con este presente?-Trotta: No me sorprende de ninguno. Eran dos jugadores que estaban involucrados en todo, en la parte física, en la táctica. Se preocupaban de otras cosas más allá de jugar. Tal vez no lo veía al Chacho por su forma de ser. Pero como DT lo vive de la misma forma que cuando jugaba.-González: Con Marcelo compartí algunos momentos en la Selección y con el Chacho nunca fui compañero. No puedo decir si los imaginaba o no, pero sí puedo decir que me gusta cómo juegan sus equipos. Gallardo se mantuvo 4 años en River. Hay un proyecto. Coudet como jugador era un loco lindo y ahora hace jugar a sus equipos con intensidad.

La noche en que Nacho metió uno y le atajó otro a EnzoEl 7 de mayo de 1997 se jugó la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores de ese año entre River y Racing. Venían de igualar 3 a 3 en Avellaneda y en el Monumental fue 1 a 1. Esteban Fuertes abrió el marcador para la Academia y el actual manager de River, Enzo Francescoli (picándosela a Nacho González) igualó el marcador. Como no se implementaba la regla de que el gol de visitante valía doble, la serie se definió por penales. El primero lo metió Nacho González y luego le atajó a Francescoli. Racing no falló ninguno (convirtieron también Sebastián Brusco, Carlos Netto, Rubén Capria y Marcelo Delgado) y así dejó en el camino a River (habían anotado Roberto Trotta, Celso Ayala y Hernán Díaz). Marcelo Gallardo jugó y fue expulsado a los 38 minutos del primer tiempo (también vio la roja Claudio Ubeda, en Racing). El árbitro fue Javier Castrilli. ¿Y en qué andaban los actuales manager y técnico de Racing? Diego Milito estaba en la Quinta División de la Academia y el Chacho Coudet jugaba en Rosario Central.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *