Su examen de inglés fue el mejor del país para la Universidad de Cambridge

“Podía elegir siete exámenes entre diez para obtener un título internacional y rendí los diez”. Esa frase es la que refleja la historia de esfuerzo y compromiso de Iara Jastrebow. Ella tiene 17 años, es vecina de Canning y entregó el mejor examen de Argentina en la evaluación “Inglés como segunda lengua”, de la prestigiosa Universidad de Cambridge.La buena nueva fue comunicada a las autoridades del Colegio Grilli de Esteban Echeverría, quienes con mucho orgullo prepararon un homenaje para Iara: antes de comenzar el turno tarde, todos los alumnos se juntaron antes de entrar a las aulas y la hicieron pasar al frente. “No tenía idea de lo que iban a decir y fue una gran emoción. Estuve en shock mientras pasó eso. Me dieron un certificado y me felicitaron muchísimo. Yo ni sabía que ese premio existía”, se enorgullece la estudiante.Iara Jastrebow, en una gigantografía de fondo. La chica de Canning dice que es “autoexigente”.Iara tiene una mochila de exámenes internacionales rendidos, pero éste será, sin dudas, el que más recordará. En su colegio le dan la posibilidad de presentarse en varias de las evaluaciones propuestas por la universidad de Inglaterra y ella las rindió todas: FCE, CAE, CPE y, encima, dio las 10 materias de la serie de exámenes IGCSE. “En cinco me saqué A*, la nota más alta, en dos, A; en dos B y en Arte, una C”, agrega Iara.Pero se podría decir que esas notas no sorprenden. Ella se define como “autoexigente” y Gabriela, su mamá, comenta: “Estoy muy orgullosa de Iara. Nos tiene acostumbrados desde chica. Es increíble el compromiso y esfuerzo que pone en todo lo que hace”, cuenta, y agrega que obtuvo todos los años el premio que entrega el Grilli al mejor rendimiento del curso; fue abanderada en primaria y ahora también lo es en secundaria.Cambridge organizó un evento en el Auditorio Belgrano para quienes sacaron las mejores notas de Argentina y la familia Jastrebow estuvo presente. Iara pasó al frente y recibió un certificado con una medalla que guardará para siempre en sus recuerdos. Lo recibió de manos de Richard Gilby, director regional de Cambridge, y del embajador británico en nuestro país, Mark Kent. “Ella ya llegó mucho mas lejos de lo que llegué yo. Y eso es un orgullo gigantesco”, concluye Diego, su papá.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *