Alertan que se cortó el viento de cola de las economías desarrolladas para Argentina y otros emergentes

En las últimas dos décadas el mundo se enfrentó a un ciclo expansivo inédito, por su alcance a todas las regiones, en un contexto de tasas de interés bajas, que facilitaron el financiamiento, alza de precios de las materias primas y el crecimiento notable de las economías emergentes.El PBI global alcanzó su máximo nivel histórico, pero a la par, en los últimos meses aparecieron indicadores que anticipan un momento de pausa para esta dinámica alcista.”Estamos ante un período de un dólar que se aprecia y una baja de las materias primas”, expresó Alejandra Kindelán, vicepresidenta sénior de la división de Comunicación, Marketing Corporativo y Estudios de banco Santander, y directora global de Análisis, Políticas Públicas y Relaciones institucionales de  la entidad.La suba del dólar y el proteccionismo también suman impacto en el clima inversor”Este año alcanzaremos el máximo cíclico de la economía mundial. El mundo está creciendo: la base económica es sólida y está creciendo la inversión. No percibimos desequilibrios importantes con inflación baja en la mayoría de los países”, describió Kindelán, en un encuentro de expertos financieros organizado por la entidad en Londres y al que fue invitado Infobae.Sin embargo, en 2018 reaparecieron los fuertes condicionamientos para este crecimiento. Advirtió que “suben las tasas de interés. Hay riesgos, tenemos margen de maniobra, pero los economistas tenemos que estar atentos por el endurecimiento de las condiciones financieras a largo plazo. La suba del dólar y el proteccionismo también suman impacto en el clima inversor”.SEGUÍ LEYENDO:Ana Botín: “El respaldo del FMI demuestra que Argentina está haciendo lo correcto”Crecimiento de 1,5% e inflación de 28%: las proyecciones del banco Santander Río para 2018OCDE: Argentina no crece suficiente para salir de la “trampa del ingreso medio”Sergio Galván, gerente de Estudios Económicos del Banco Santander Río, consideró “adecuado” que el Gobierno argentino haya acudido al auxilio financiero del FMI de manera preventiva. Con una desaceleración económica por la salida de lo que llamó una “mini crisis cambiaria”, estimó una expansión del PBI argentino dentro de un rango de 1% a 1,5% en 2018, y entre 1,5% y 2% en 2019.En un escenario base, el experto de Santander Río estimó que un acuerdo razonable con el FMI permitirá cubrir las necesidades netas de financiamiento de 2019 (USD 24.000 millones). También habrá un probable “bache” en el crecimiento económico en el segundo semestre de 2018, con una previsión de expansión promedio de 1,5% en 2018.EVOLUCIÓN DEL PBI – Proyecciones trimestrales del Santander RíoPara 2019, el Santander prevé para la Argentina una “salida en U, con gradual recuperación”, para alcanzar un crecimiento económico de 2%, un menor crecimiento real esperado del sistema financiero y un escenario político más incierto por la caída de la imagen presidencial, en un año de elecciones presidenciales.RESULTADO DE CUENTA CORRIENTE Y PROYECCIÓN 2018Galván consideró que, frente a un escenario internacional que endurece su política monetaria e impone restricciones al intercambio comercial, la Argentina cuenta con condiciones macroeconómicas mejores a las del pasado, con un tipo de cambio flexible, sin descalce de monedas, bajo apalancamiento público y privado, un sistema financiero sólido y líquido, más siete trimestres consecutivos de crecimiento desde fines de 2016.QUÉ PASA EN AMÉRICA LATINAMaurício Molan, jefe de Macro Research en Santander Brasil, previó para el país vecino un crecimiento del PBI de 2% para 2018 y 3,2% para el año que viene. Mientras, el tipo de cambio se estabilizará en 3,50 reales por dólar, según las proyecciones.”La debilidad de la situación fiscal de Brasil es el tema más sensible. Por eso las elecciones presidenciales son tan importantes, porque necesitamos una reforma de la seguridad social y una reforma de la administración pública”, evaluó Molan.SEGUÍ LEYENDO:Ciberespacio: el nuevo territorio para los crímenes financierosCómo será Openbank, la banca digital de Santander que desembarca en la ArgentinaEn ese contexto de vulnerabilidad por el tema fiscal, anticipó una deuda pública brasileña que va alcanzar el 86% del PBI en 2024.”Como positivo, los tipos de interés (la tasa Selic del banco central brasileño) han bajado muchísimo en los últimos dos años, desde el 14% anual hasta el 6% de interés, con un diferencial muy bajo respecto de los EEUU en los últimos 70 años. Por eso tenemos un tipo de cambio más débil también y somos más competitivos, un equilibrio mejor que en el pasado”, expresó el economista de Santander Brasil.En la exposición de cierre del XVII Encuentro Santander América Latina, la presidente de la entidad, Ana Botín, se manifestó optimista por la evolución de la actividad económica global, sin desestimar la aparición de riesgos. “El mensaje es que a pesar de las apariencias, lo que está ocurriendo es un nuevo acomodo y equilibrio global. A pesar de ello, las condiciones no son desfavorables. El mundo crece a un ritmo de 3,5%”.Recordó que según cálculos del BID, el sendero de subas de las tasas de interés de la Reserva Federal norteamericana tendrá un efecto negativo de 0,5% en el crecimiento de América Latina. Es decir que la región va a crecer, pero menos que lo previsto meses atrás.Estamos ante un período de un dólar que se aprecia y una baja de las materias primasNo obstante, señaló que “suben los tipos porque EEUU está bien, y eso es bueno para América Latina, que está más fuerte desde el punto de vista institucional que la última vez que ocurrió eso, con mercados de capitales importantes y reservas muy sustanciales, especialmente en Brasil y México”.”Riesgos los hay, pero la realidad es que estamos razonablemente bien. Los tipos de interés en 1% es algo que ya estaba anunciado y no es demasiado importante por ahora. Tenemos una guerra arancelaria, el G7 ya no es un club de amigos”, admitió.SEGUÍ LEYENDO:El consumidor al poder: cómo preparar un negocio para la transformación digitalLas fintech ajustan los controles: el 70% de los ataques informáticos son a empresas financierasLa industria financiera, obligada a adaptarse a la hegemonía del celular

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *