¿Quién es Delfina Campos? La voz detrás de la canción de “100 días para enamorarse”

“Yo, hundida en el fervor, arriesgo lo que tuve un día, no pediré perdón”, canta Delfina Campos la letra de A punto, todas las noches en la pantalla de Telefé, dando inicio a una de las novelas más vistas de la televisión argentina de hoy.La joven artista, que lanzó su música profesionalmente hace sólo dos años, se perfila como una estrella. Con su atractiva voz y peculiar impronta, llamó inmediatamente la atención de Emanuel Ortega, que estaba trabajando en su proyecto musical Amigos Raros, y necesitaba una figura femenina para que interpretara las canciones que había compuesto.“A Delfina la conocí a través de una amiga en común, que me habló de ella. La escuché cantar, y casi al instante entendí que había algo atractivo ahí, que podía ensamblar muy bien con este material que yo ya tenía”, cuenta el hijo de Palito.Una amiga en común los conectó, Emanuel la escuchó y no dudó. (Foto: Andres DElia)“Ya habían existido un par de intentos con otras voces y otras artistas, pero siento que con ella las cosas cayeron en su lugar, y hubo algo que hizo click. Ensambló perfecto con lo que yo imaginaba”, agrega.Delfina Campos se define en esencia como una cantautora. Con sólo 7 años ya mostraba interés en la música y el canto. A los 12, comenzó a escribir sus propias canciones. De a poco fue aprendiendo y creciendo musicalmente, en base a prueba y error, y ayudada por algunos profesores que la marcaron. Si bien tuvo un “coqueteo” con la carrera de Música, ella siempre sintió que no ese no era su lugar.Cuando se cruzó con Emanuel, vio en esa oportunidad una forma de salir de su zona de confort, y a la vez poder descubrir otras facetas artísticas: “Para mí, estar en Amigos Raros fue desde el vamos un desafío, porque tenía que explorar mi veta interpretativa y dejar de lado lo compositivo, a lo que estoy acostumbrada”, declara. Además de A punto, el jingle de 100 días para enamorarse, Delfina colaboró con la banda en Quién Salvará, como voz principal, y haciendo coros en Que No Muera. Los tres temas se lanzarán hoy en un EP en formato digital.Aunque ella no escribió las canciones, encontró la forma de acercarlas a su esencia: “Lo encaré desde lo lúdico, busqué plasmar un poco de mí, jugar con las limitaciones y apropiarme de cada tema. Fue muy liberador, porque pude encarar nuevas facetas mías, que tal vez con canciones propias no me hubiera atrevido a explorar. Manu me entregó sus canciones para que hiciera lo que quisiera, y en todo momento sentí mucha confianza de su parte en mi aporte.” Él, desde la composición, sintió la misma libertad: “Cuando empecé, lo único que tenía claro era que se trataba de canciones que no iba a grabar en plan solista. Eso me despojó de parámetros y conceptos; había un mar de posibilidades. Me gusta esto de sentir que el halo de luz por primera vez está en otra persona.” Influenciada por géneros variados, Delfina se nutre del soul y el folk, pero también de artistas como Led Zeppelin y del rock de los 90. Además de estar en Amigos Raros, continua con su proyecto personal y ya tiene dos EP publicados: Los Valientes, estrenado en 2016, y Aurora, que salió a la luz hace apenas una semana.“Valoro mucho la simpleza, lo que más me conmueve en la música es cuando algo es sencillo en su pretensión pero te perfora completamente. Eso es lo que quiero lograr con mis canciones”, explica.Con la visibilización de su voz a raíz de la novela, Delfina reconoce que creció significativamente el número de personas que investigaron y escucharon su proyecto personal. “Todo es bastante reciente, pero ya siento que se está moviendo algo. Más gente está escuchando mis canciones, recibo mensajes de personas que me buscan en redes para decirme que les gusta lo que hago”.Sin embargo, confiesa que está muy lejos de buscar ser famosa: “Nunca pensé en la fama. No siento que sea mi presente; acabo de empezar y lo único que me importa es seguir creciendo. Lo que quiero es que mi voz y los temas de Manu lleguen a la mayor cantidad de oídos posibles. Siento que hoy lograr eso es ya tener el cielo ganado”.Emanuel y Delfina. El punto de encuentro, dicen, es el interés por hacer música más allá de lo que pase. (Foto: Andres DElia)Emanuel coincide con su “elegida”: “Ese es un punto de encuentro que tenemos. Si bien yo soy más grande que ella, los dos estamos en esa etapa donde lo que nos interesa es hacer música. Lo que pase después es cuestión de azar.” Amigos Raros es un proyecto que nació hace tres años, a raíz del deseo de Emanuel de seguir vinculado a la música, pero de salirse del lugar de estrella y ceder ese rol. En esencia, se trata de un proyecto colaborativo, donde él oficia de productor musical, componiendo y escribiendo las canciones, para luego buscarles una voz que las represente.Según describen, el trabajo conjunto se planteó como una colaboración particular, pero ambos están abiertos a continuarlo .“Nos entendemos mucho artísticamente. Ojalá venga mucho más”, concluye Delfina.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *