Argentina convocó a su embajador en Venezuela en señal de protesta al régimen de Nicolás Maduro

En su primer gesto político de fuerte rechazo al régimen de Nicolás Maduro luego de las polémicas elecciones del domingo, el gobierno argentino convocó a Buenos Aires al encargado de Negocios en Caracas, Eduardo Porretti, por tiempo indeterminado.La medida es “una forma de demostrar el descontento de la Argentina” con el gobierno venezolano, según explicaron a Infobae fuentes diplomáticas. Así, la convocatoria a Porretti es para demostrar malestar con Caracas y para que el diplomático argentino informe cada uno de los detalles de los comicios convocados por Maduro a los que la Casa Rosada calificó de “fraudulentos e inconstitucionales”.El “llamado a consulta” a Porretti, como se dice en la jerga diplomática, formaba parte de la declaración que dio a conocer el Grupo Lima el lunes temprano luego de las elecciones de Venezuela donde votó apenas el 17% del electorado.El Grupo Lima está integrado por la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía y entre otras cosas expusieron en el último comunicado que no reconocen la “legitimidad del proceso electoral desarrollado en Venezuela por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente”.En el segundo punto de ese comunicado se estableció que los países firmantes acuerdan reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, para lo cual llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocar a los embajadores de Venezuela para expresar nuestra protesta.Hoy por la mañana el canciller Faurie cumplió con ese mandato y convocó a Buenos Aires a Porretti, que llegará el lunes. La decisión del Gobierno de protestar contra Maduro podría poner en riesgo la permanencia de un representante argentino en Caracas. Esta semana, el régimen venezolano expulsó al encargado de Negocios norteamericano, Tedd Robinson, y en represalia a ello Estados Unidos ordenó que dos altos diplomáticos venezolanos abandonaran Washington.La llegada del encargado de Negocios de la Argentina en Venezuela coincide con los rumores que hubo días atrás respecto de una carta de protesta que supuestamente había presentado la Cancillería al embajador venezolano en Buenos Aires Carlos Martínez. Finalmente, ello no ocurrió, aunque no se descarta que ahora, con el llamado a consulta de Porretti, el Gobierno le haga saber directamente al embajador venezolano que está descontento y rechaza los comicios llamados por Maduro.A su vez, el llamado a consulta del representante argentino en Venezuela coincide con el viaje que el lunes emprenderá a Cuba el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con la intención de acercar posiciones con las nuevas autoridades cubanas y establecer una suerte de puente con Venezuela para deponer la tesitura de Maduro.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *