Buenos Aires será la próxima sede del principal encuentro regional de rectores

La Ciudad de Buenos Aires será la sede del V Encuentro de Rectores Universia, la principal red universitaria de Iberoamérica, en 2023. El anuncio se hizo este martes, en el cierre del IV Encuentro, un evento que reunió a 1.100 asistentes en las aulas de la decana Universidad de Salamanca, entre representantes de las casas de estudio y políticos, empresarios e investigadores. Luego de su discurso en la clausura del evento, Ana Botín, presidenta del Banco Santander, organizador de la red Universia y del encuentro, presentó un video en el cual el presidente Mauricio Macri reveló la sede del próximo encuentro: “Es un orgullo que la Argentina, y en particular Buenos Aires hayan sido elegidos para ser sede del V Encuentro de Rectores de Universia, un evento único en el mundo, para hablar de temas tan relevantes como al educación, el empleo y desafíos futuros”, decía le mensaje. En la ceremonia de clausura participó también el presidente español, Mariano Rajoy. “Compartimos conocimiento, lenguas y experiencia, y ese acervo común nos ayuda a enfrentar los retos: innovación, digitalización y transferencia de conocimiento”, dijo.Mirá también La UBA presidió el encuentro de rectores de la Red Universia Los rectores presentaron la “Declaración de Salamanca”, producto de los debates del encuentro. Allí los rectores apuntan acciones y programas a seguir para “liderar la revolución tecnológica”. Entre ellos, flexibilizar y aplicar métodos educativos innovadores, generar alianzas, cursos y certificaciones con empresas y desarrollar nuevos modelos de certificación, ofertas formativas híbridas y programas de capacitación y actualización en el lugar de trabajo. Además, se señaló la necesidad de nuevas titulaciones, en especial las relacionadas con las ciencias computacionales, la inteligencia artificial, la ciencia de datos y la tecnología. También se hizo hincapié en la educación humanística y en las competencias transversales de los estudiantes.La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, durante su intervención en el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia. (EFE)Una de las mesas de debate del IV Encuentro Internacional de rectores Universia. (EFE) Ana Botín, presidenta del Banco Santander y de Universia, anunció que “en los próximos tres años más de 200.000 estudiantes recibirán una Beca Santander, lograrán una práctica en una pyme o participarán en programas de emprendimiento” liderados por universidades. En total participaron del encuentro 600 universidades de 26 países, en su mayoría iberoamericanos, las que a través de sus rectores se dedicaron a debatir los cambios en los modelos de enseñanza e investigación impulsados por el “paradigma digital”. De la Argentina participaron 50 universidades y Alberto Barbieri, rector de la UBA, presidió el comité internacional del evento. El encuentro es organizado por el Banco Santander, promotor de la red Universia. Los dilemas de las universidades Justo cuando la Universidad de Salamanca, sede del encuentro, cumple 800 años, la pregunta que sobrevoló las mesas y debates es si sobrevivirá la universidad tal como la conocemos en la era digital: ¿Cuál será el rol de los profesores? ¿Tiene sentido la formación humanística? ¿Está amenazada la calidad educativa por la extensión de la educación virtual? ¿Qué desafío supone la formación continua? ¿Servirán para algo los títulos universitarios dentro de 20 o 30 años? Como es de esperar en un encuentro de rectores, la universidad como institución salió reivindicada, pero el consenso fue que los cambios tecnológicos acelerados impactan en la educación superior y exigen también transformaciones en sus tres áreas de actuación: la docencia, la investigación y la extensión y transferencia de conocimiento. La pregunta es cuáles cambios y cómo.Mirá también Echan de una universidad a un expanelista de 6-7-8 por violencia de género “La tecnología tiene un impacto muy importante: hay un montón de expectativas acerca del acceso y de compartir conocimiento. Pero hay un riesgo de que la educación sea confundida con información. Tenemos que preocuparnos por las perspectivas éticas y humanísticas”, señaló Pam Fredman, presidenta de la Asociación Internacional de Universidades, durante el panel de apertura. “La educación nunca ha sido más importante que en el presente y la educación superior tienen un rol clave. Tenemos que aprender uno de los otros”, agregó.El rey Felipe y el presidente portugués junto a las autoridades asistentes al acto frente la obra “Cielo de Salamanca”.El Rey Felipe VI y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa. (EFE( En el caso de la investigación “hay una presión que sentimos los investigadores a la hora de generar resultados”, aseguró María José Alonso, catedrática del Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Santiago de Compostela. Pero “la investigación no conoce la prisa: necesita debate, consenso, maduración”. Según la investigadora, ya hubo un cambio de paradigma en este campo hace varias décadas: “de mundos aislados al mundo globalizado: la investigación se volvió mucho más competitiva, pero también nos da muchas más oportunidades, ya que los proyectos multiculturales y multinacionales consiguen avances notables”, afirmó. Para Leila Janah, fundadora y CEO del emprendimiento social Samasource, destinado a dar trabajo a personas de bajos ingresos, que también participó del panel, el tema es “cómo usamos a las universidades para preparar a las personas para la realidad de el autoempleo” ya que “una de las cosas más importantes por venir es la automatización y el reemplazo del trabajo humano”.Mirá también Crece el número de argentinos que eligen Australia para estudiarPor otra parte , el número de jóvenes con educación superior aumenta cada vez más: “En los países de la OCDE, en el año 2000 el 22% tenía educación superior. En 2016, la proporción creció 36%. Y en la franja de 25 a 36 años, el 43% tiene un título de educación superior”, informó Ángel Gurría, secretario general de la OCDE. En este sentido, “las universidades son las fábricas de habilidades, competencias y destrezas de nuestros estudiantes”. El problema, según Gurría, es que estos se gradúan, “pero después tienen muy pocas posibilidades en el mercado de trabajo, lo que provoca frustración”, dijo el funcionario durante la inauguración del encuentro en la que participaron el Rey de España, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y Ana Botín. En relación a los cambios tecnológicos, Botín reflexionó sobre “a qué universidad debe aspirar la era digital: no podemos asumir que lo que aprendimos entre los 18 y 23 nos va a servir toda la vida”. Y enumeró algunas problemáticas de esta era: cómo seguir educando a aquellos que ya trabajan, cómo formar para trabajos que no existen, cómo enseñar a emprender y cómo ofrecer las herramientas que permitan desarrollar habilidades. Paneles El encuentro se extendió lunes y martes con debates en torno a tres ejes: formar y aprender en el mundo digital, investigar en la universidad y la contribución de la universidad al desarrollo social y territorial en 13 mesas con 970 participantes. José Luis Roces, rector del ITBA, y Catalina Nosiglia, secretaria de Asuntos Académicos de la UBA, participaron en el panel “Formación y aprendizaje ante el impacto de la transformación digital: estrategias ad intra y ad extra”. Ahí la discusión se centró en el impacto de los cambios tecnológicos en la organización de la enseñanza. “Nuestro desafío fue un cambio de diseño: salir de un modelo jerárquico y pasar a un modelo en red”, describió Roces. “Los que reclamaban el cambio eran nuestros alumnos: nos exigían que fuéramos atractivos y efectivos”, agregó.Mirá también Advierten que en ninguna provincia la oferta académica coincide con la demanda laboral Para Nosiglia el problema es “cómo formamos a los docentes para la incorporación de las tecnologías y qué prioridad se les da a los docentes: todavía se privilegian las competencias en la investigación y poco las de docencia, por lo que no es un incentivo formarse pedagógicamente”.Además, el rector de la Universidad de La Matanza, Daniel Martínez, coordinará un panel sobre “Las universidades en sus territorios”, donde expuso Diego Molea, rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Hugo Oscar Juri, rector de la Universidad Nacional de Córdoba, coordinó el panel sobre extensión universitaria y objetivos de desarrollo sostenible.Salamanca. Enviada especial.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *