Retrasó el tratamiento contra el cáncer porque estaba embarazada, sus hijos nacieron pero ella murió

Seguí leyendo El desesperado pedido de Pancho Dotto: “Necesito la ayuda de todos” Le enviaron un curriculum escrito a mano y conmovió con su respuesta En diciembre de 2016, Danielle Dick tenía 32 años, estaba casada con Tyler y era madre de Taylor, de un año. Estaba feliz en aquel momento porque se acababa de enterar que la niña tendría hermanitos: había quedado embarazada de mellizos. Pero la vida da sorpresas y no siempre son las que esperamos. Un cáncer de piel puso en jaque su destino. Cuatro meses más tarde de enterarse que sería madre nuevamente los médicos le detectaron un melanoma en etapa 4. No había muchas opciones, tenía que decidir entre un tratamiento agresivo contra su enfermedad que podía estirar su vida por al menos cinco años pero podría afectar su embarazo (que ya llevaba 17 semanas) o priorizar la vida de los bebés que venían en camino y poner en riesgo la suya. No lo pensó demasiado. Puso a sus hijos como prioridad y rechazó el tratamiento.Dio a luz a los mellizos Colby y Reagan, que apenas pesaban 1,4 kilogramos, pero al poco tiempo se recuperaronSu enfermedad ya estaba avanzada así que desde aquel momento los médicos explicaron sólo podía empeorar si no se sometía a radioterapia. No le importó y se la jugó por sus hijos. Llevó el embarazo hasta donde pudo. En la semana 29 de gestación no quedó alternativa y, ante el deterioro de la salud de Danielle, le practicaron una cesárea para que los mellizos nacieran. Taylor fue su primer hija. Después se enteró de la enfermedad mortal.Así dio a luz a Colby y Reagan, que apenas pesaban 1,4 kilogramos, pero al poco tiempo se recuperaron. De inmediato los médicos iniciaron el tratamiento para luchar por la vida de Danielle y ella también tuvo una notable mejoría en su salud, pero ya era demasiado tarde. El cáncer se extendió por distintas partes de su cuerpo. La trasladaron a un hospital en Houston para realizarle un novedoso y duro tratamiento de un mes pero allí padeció una infección intra hospitalaria y cinco días más tarde murió.La familia, feliz con sus tres hijos. Danielle murió diez meses después del nacimiento de los mellizos.El 26 de abril, diez meses después del nacimiento de los mellizos, Danielle murió en su casa en Houston, acompañada por su familia. “Hubo tiempo suficiente para que la familia pudiera llegar y estar con ella. Todos estamos desconsolados y devastados y no podemos imaginar una vida sin ella”, dijo al Daily Mail una de sus hermanas.Las manos entrelazadas de Tyler y Danielle. En junio de 2017, la familia había creado una campaña en Go Fund Me para costear el tratamiento de Danielle y ayudar a sus hijos. La campaña sigue abierta y lleva recaudados más de 38.000 dólares hasta la fecha.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *