Reverencia masiva, sombrero lujoso y el rey de la selfie: las perlas de Messi en el amistoso de Barcelona en Sudáfrica

Mientras cinco futbolistas del combinado nacional (Mascherano, Lanzini, Agüero, Tagliafico y Salvio) ya se entrenan en el complejo de Ezeiza palpitando el Mundial de Rusia, Lionel Messi debió cumplir con un compromiso del Barcelona (al que le queda una fecha de la Liga, el domingo, ante Real Sociedad) en Sudáfrica.El Barça disputó un amistoso en Johanesburgo ante Mamelodi Sundowns, en el contexto de un homenaje al ex presidente Nelson Mandela. El conjunto de Ernesto Valverde se impuso 3-1, con goles de Dembelé, Luis Suárez y André Gomes. El astro rosarino, de 30 años, sólo jugó los últimos 15 minutos, continuando con el plan de cuidados especiales para llegar en condiciones óptimas a la Copa del Mundo (contra Levante, el último fin de semana, ni siquiera estuvo concentrado).Es que el capitán de la Selección Argentina era el personaje más esperado en el encuentro. Por eso, fue ovacionado durante cada segundo que duró el precalentamiento. Y, cuando ingresó, todo el público ensayó una reverencia coreografiada, como la ola, para reconocerlo.Ya en cancha, la Pulga ofreció un lujo de su repertorio: rodeado entre tres hombres, salió con un sombrero y un cabezazo-pase, que se robó los aplausos de todos los rincones del estadio.Intentó un remate al arco sobre el final, con el resultado ya cerrado: el portero de Mamelodi contuvo el tiro en dos tiempos.Y el final fue tan conmovedor como su ingreso al encuentro: los jugadores del dueño de casa, incluso los alcanzapelotas, lo acosaron hasta sacarle una foto. Y la consiguieron, en más de un caso, de modo colectivo. Porque en la aventura de Barcelona por sudáfrica, Messi se erigió como el rey de la selfie.SEGUÍ LEYENDO: 

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *