Política y jueces: cancha embarrada

Es sabido, aunque no por sabido superado, que cuando se juntan política y Justicia la cancha termina embarrada y perfecta para el juego sucio. Esto pasa y a veces pasa peor cuando la política dice o quiere limpiar la Justicia. Es lo que está pasando.Lista incompleta de definiciones judiciales para los próximos días: la suerte de Cristóbal López, la unificación o no de las causas sobre la ruta del dinero K y la libertad del testaferro Báez, las excarcelaciones mayoristas después de las prisiones mayoristas, Once que es De Vido, los jueces que son pero no son y las escuchas.La filtración de las escuchas que no pocos escuchan con satisfacción preocupa a otros no pocos, oficialistas incluidos. Está claro que estas cosas no debieran pasar: no son serias. Como no lo son las de Cristina y Parrilli aunque lo que demuestran sea cosa seria.Mirá también Los vínculos del camarista Jorge Ballestero con el grupo de Cristóbal LópezLas escuchas están a cargo de la Corte, pero no del todo a cargo de la Corte. Las hace en un noble edificio nada secreto de Avenida de los Incas, la Ojota, que ahora cambió de nombre aunque nada más que de nombre o poco más que de nombre.¿Sobre todos los teléfonos? No, sólo sobre las líneas fijas. Y usando equipos obsoletos que entregan grabaciones en CDs para ser transcriptas. No pueden entregarlas en pen drives.Los pedidos de los jueces se reenvían a las telefónicas donde se duplican las líneas. Clonadas, llegan a la Ojota que graba en equipos obsoletos. Entregan los registros en CDs porque no pueden entregarlos en pen drives. Hay una licitación para modernizar el sistema parada desde hace un año.Mirá también Cristóbal López y Fabián De Sousa, más cerca del juicio oralLa AFI por su cuenta puede espiar teléfonos por 60 días prorrogables por otros 60: basta con que lo comunique a un juez. Justificación: la lucha contra el terrorismo con el que no conviene ventilar nada. La facultad le fue otorgada por el kirchnerismo. A Kirchner le encantaba oír y Stiusso lo encantaba. Algunos piensan que esa atribución de la AFI es inconstitucional.Esto quiere decir que los audios pasan por muchas manos. Y en idioma argentino quiere decir que lo más probable es que la investigación sobre las filtraciones termine como ya se sabe.La Corte pulsea con el Gobierno por las escuchas. Dice sin decirlo que la filtración es de la AFI. Autopreservación. Y el Gobierno pulsea con la Corte por la superpoblación en la Ojota, desbordada de familiares de jueces y de fiscales. Abaratar la pelea.Mirá también La sombra de la coima sobre Comodoro PyY jueguito para la tribuna. Una pelea de fondo es por el polémico traslado de jueces de un fuero a otro que el Gobierno intentó (y alguno consiguió) para diluir el poder y la corrupción de Comodoro Py. La Corte cerró la puerta pero negocia.Otra pelea decisiva es por el fallo con el título de libertad para Cristóbal López para tapar el verdadero: no defraudó sino que sólo evadió. La evasión penaliza empresas. El fraude penaliza personas. Un fallo hecho a medida. López y su socio De Sousa se quedaron con miles de millones del Estado. No pensaban pagar nunca. Raro o nada raro de Comodoro Py: el cerebro de la maniobra, Ricardo Echegaray, no está siquiera procesado. Sigue siendo intocable. Por algo será: sabe mucho de muchos.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *