Matteo Renzi admite errores pero afirma que la centroizquierda ganará en Italia

En Europa crecen las preocupaciones frente a las difíciles elecciones generales italianas del 4 de marzo, cuyos resultados podrían causar fuertes contragolpes de inestabilidad en el resto del continente. En particular los sondeos predicen malos resultados para el gobernante Partido Democrático de centroizquierda, que podría comprometer para siempre la carrera de su joven líder, el ex primer ministro Matteo Renzi, de 43 años. Renzi desechó los unánimes malos augurios este martes, en un encuentro con los corresponsales italianos, y confió en que el PD y sus aliados tornarán al gobierno tras la cita electoral. El domingo 4 de marzo se renovará el Parlamento italiano, donde se eligen y caen los gobiernos, formado por 630 diputados y 315 senadores. “Las cosas positivas que hemos hecho son más que los errores cometidos”, dijo Renzi, defendiendo su gobierno de tres años, al que debió renunciar cuando fue aplastado con un masivo “no” en el referéndum que había propuesto en noviembre de 2016 que comprendía reformas institucionales, en particular una fuerte disminución de facultades del Senado. Desde entonces el jefe del gobierno es Paolo Gentiloni, ex canciller, colaborador de Renzi, que hoy es mucho más popolar ante la opinión pública que su capo en el partido. Mirá también Empiezan a votar más de 800 mil italianos residentes en Argentina Los sondeos reducen drásticamente al 23% el consenso al partido Democrático. Renzi afirmó que “el PD está más o menos igual que en 2013”, olvidándose que un año después llegó al 40% en unas elecciones europeas. Mirá también Silvio Berlusconi quiere echar a miles de inmigrantes: Son una bomba social Renzi atribuyó a “polémicas y escisiones” la caída del partido que hace una década fue fundado para juntar en un mismo proyecto a los ex comunistas y los ex democristianos. Hace unos meses, figuras del viejo Partido Comunista de mucho prestigio abandonaron el PD para fundar “Libres e Iguales”, que según los institutos especializados le ha quitado ya un 7% de votos al partido de Renzi. Mirá también Con Silvio Berlusconi en el horizonte, se agita la campaña electoral en Italia El líder del partido gobernante rechazó ante los corresponsales extranjeros tener un carácter arrogante y señaló que la gente debe votar “por un líder competente y no por uno que le sea simpático”. Según los sondeos, las derechas reunidas en una alianza cuya figura más famosa es el tres veces ex primer ministro conservador Silvio Berlusconi, reúnen ya más del 38%. Una ley electoral retorcida fue aprobada con el concurso de Renzi, Berlusconi y el xenófobo líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, socio discolo de Berlusconi, para impedir la victoria del Movimiento 5 Estrellas, considerado hoy el primer partido de Italia, que se presente como una organización antisistema en torno al liderazgo del cómico genovés Beppe Grillo. Berlusconi está haciendo una campaña electoral muy fuerte contra “los populistas” de Beppe Grillo, que según los sondeos reúnen el 27-28% de los votos. Según los especialistas, solo la alianza de centroderecha Berlusconi-Salvini y otros podría llegar a superar el 40% y poder gobernar autonómamente, pero hasta ahora predomina el pronóstico que de las urnas no saldrá un ganador y sí, en cambio una Caja de Pandora de enormes problemas de gobernabilidad para Italia. Aunque Berlusconi y Renzi dijeron que no están negociando un acuerdo secreto, se cree que un cogobierno entre las derechas acaudilladas por Berlusconi y el PD de centroizquierda seria la única alternativa a una disolución del nuevo Parlamento y la convocatoria a otras elecciones este mismo año por parte del Presidente de la República. Renzi dijo que su partido es el verdadero motor europeísta en Italia y reiteró la defensa del euro, la moneda única. Dijo que en cambio el Movimiento 5 Estrellas, dice “un día sí y al otro no” a Europa y el euro, mientras que las derechas están en contra de la moneda única. El líder del PD auspició la formación de los Estados Unidos de Europa y la ampliación de la Unión Europea a nuevos países, como Serbia y Albania. En los últimos meses se ha disparado una alarmante campaña de las derechas contra la inmigración, desbordada por los grupos fascistas y neonazis contra “la invasión” de africanos y asiáticos. La cuestión se ha puesto al rojo vivo desde hace diez días, cuando un joven fascista hirió a balazos a media docena de africanos en la ciudad de Macerata, en el centro del país. El raid lo justificó en un caso horrible: el asesinado de una joven italiana que fue después descuartizada. Hay tres narcos africanos sospechosos y el joven fascista dijo que había atacado a los seis africanos inocentes en las calles de Macerata como venganza. Una oleada de miedos y odios tiene en vilo a Italia. Berlusconi y Salvini han pedido la expulsión de 600 mil inmigrantes a quienes Berlusconi calificó como “bomba social”. “Nosotros somos diferentes”, explicó Renzi. “No fomentamos el miedo”. Agregó que el gobierno prefiere “salvar vidas en el Mediterráneo”, aunque “el PD pueda perder puntos en las encuestas”. “No hay ningún sondeo que valga una vida humana”, remató Renzi, quien dijo que siempre debe prevalecer “la defensa de los derechos humanos”.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *