Un fiscal pidió que vuelvan a prisión dos militantes del PO acusados de atacar policías

El fiscal federal Carlos Rivolo apeló hoy las excarcelaciones de los manifestantes César Arakaki y Dimas Ponce y pidió a la Cámara Federal porteña que agrave la acusación en su contra y disponga su prisión preventiva. La semana pasada, el juez federal Sergio Torres los excarceló argumentando que no se pudo determinar exactamente si fueron los autores del hundimiento de cráneo y pérdida auditiva de un policía que cayó al piso y ellos lo agredieron a palos.La posición del juez Torres se diferenció de la de su colega Claudio Bonadio quien procesó a 33 manifestantes por quemar una moto e intentar quemar patrulleros en la primera manifestación contra la reforma previsional en las afueras del congreso. Incluso, Bonadio les dictó la prisión preventiva a media docena de esos procesados.Además también apeló el policía Dante Barisone, procesado con prisión preventiva por arrollar con su motocicleta a un cartonero el 18 de diciembre último, durante los incidentes por la ley de Reforma Previsional, informaron a Télam fuentes judiciales.Las apelaciones serán analizadas por la sala II de la Cámara Federal porteña, integrada por los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah.También apelaron las defensas de Arakaki y Ponce, militantes del Partido Obrero, que reclamaron que se revoquen los procesamientos dictados en su contra.En su apelación, el fiscal Rivolo sostuvo que Arakaki y Ponce deben ser procesados por el delito “rebelión” además de “intimidación pública y atentado a la autoridad”.Ambos fueron procesados y excarcelados por el juez federal Sergio Torres en base a estos dos últimos delitos, pero el fiscal sostuvo que debe sumarse “rebelión”, una acusación que prevé hasta 15 años de cárcel.”Sin perjuicio de la calificación legal que en definitiva la Cámara del Fuero determine que corresponda asignar a la conducta atribuída a los imputados Arakaki y Ponce, este Ministerio Público Fiscal entiende que VS debió decretar la prisión preventiva”, argumentó el fiscal en el texto al que accedió Télam.Para la fiscalía “se encuentra acreditada en forma debida tanto la materialidad de los hechos” contra el agente Brian Escobar como “la autoría de los mismos”.Escobar sufrió graves heridas al caer al piso luego que una piedra le voló el casco y recibió golpes, patadas por parte de manifestantes, entre ellos Arakaki y Ponce a quienes se los filmó y fotografió empuñando una especie de lanzas sobre el cuerpo del policía.”No estamos hablando sólo de ilícitos cometidos en flagrancia, sino que además revisten la particularidad de que los testigos han presenciado tales eventos”, agregó el fiscal.Para Rivolo, hay un “riesgo procesal cierto y no aparente” en lo referido a Arakaki y Ponce por lo cual pidió al Tribunal de Apelaciones que revoque las excarcelaciones concedidas por Torres.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *