Será más fácil, rápido y barato construir una casa en acero

La Secretaría de Vivienda y Hábitat acaba de emitir una resolución en la que establece que el “sistema de construcción con estructura de perfiles conformados en frío de chapa cincada para uso de estructuras portantes de edificios” (Steel Framing) es considerado como un sistema constructivo tradicional y no requiere de certificaciones que avalen su aptitud técnica.En la práctica, esta medida simplificará la presentación de planos de construcción ya que equipara este sistema a las estructuras de hormigón. En particular, la iniciativa apunta a que el Estado pueda presentar proyectos bajo este sistema sin solicitar un certificado de aptitud técnica (CAT) que acredita que una tecnología cumple con los estándares mínimos de habitabilidad para viviendas sociales.A mediados de enero, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda y el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, firmaron una resolución equivalente para las estructuras de entramado de madera.Las principales razones para pensar en construir con acero son: Flexibilidad en el proyecto, ahorro de energía por mayor confort térmico, rapidez de ejecución, costos más eficientes, reducción al máximo de los desperdicios y la mayor calidad de las terminaciones con garantía de resistencia y durabilidad.En definitiva, racionalizar la obra y aumentar la capacidad productiva es objetivo del Estado pero también de cualquier persona que encare la construcción de su casa. En ese sentido, el Steel Framing permite materializar cualquier proyecto con mayor rapidez que la “obra húmeda”, es decir, sin hormigón, ladrillos, revoques, etcétera. Mirá también Ahora, construir con madera será más fácilLos plazos de obra se reducen drásticamente con respecto a la construcción tradicional porque se pueden realizar en forma simultánea una gran cantidad de tareas una vez montada la estructura metálica. Tampoco es necesario construir paredes que luego se romperán para pasar instalaciones ni esperar que sequen los revoques.Otra de las claves del sistema es el confort interior que ofrece. La utilización de aislaciones térmicas y acústicas hace a este tipo de construcción sea apta para cualquier clima y uso, reduciendo en forma significativa los gastos de energía para calefacción y aire acondicionado. Por ejemplo, una pared realizada con Steel Framing que incluye lana de vidrio de 10 cm de espesor brinda aproximadamente 14 veces más resistencia térmica que una mampostería de ladrillo común de 15 cm y casi 7,5 veces más que una de ladrillo.Este sistema de construcción con acero tendría una diferencia de costo a favor del sistema Steel Framing en comparación con una obra de construcción de ladrillos con los mismos niveles de aislación térmica y confort interior. Según el análisis de los modelos de costos de construcción que publica ARQ Clarín, una vivienda de Steel Frame cuesta 26.089 $/m2. Similar al de una construcción con paredes de ladrillo 26.813 $/m2.La racionalización extrema que requiere el Steel Framing y la posibilidad de establecer una cadena de producción contribuyen a la eficiencia económica del sistema. En ese sentido, es posible optimizar el diseño y así bajar los costos. Por ejemplo, considerar el módulo de las placas roca de yeso permite conseguir acabados interiores más prolijos, o tomar como módulo las placas de rigidización de madera evita cortes innecesarios para trabajar aún más rápido.Otro aspecto que contribuye a la eficiencia en los costos es que ya al momento de realizar el cálculo estructural es posible saber exactamente la cantidad de perfiles que se utilizarán con la memoria de cálculo correspondiente. Por lo tanto, en una obra con Steel Framing el valor final de la obra se establece con total certeza.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *