Emmy 2017: el año del reinado de las mujeres

Será recordado como el año de las mujeres. Y, a la vez, el momento en el que la industria terminó legitimando una nueva forma de ver televisión… No ya asociada a la programación de las cadenas tradicionales, sino a internet.Por ahí hay que empezar un balance de lo que dejó la 69a edición de los premios Emmy, el galardón que la industria estadounidense otorga a la producción televisiva de lo estrenado entre mediados de 2016 y mediados de 2017.En los análisis previos había una certeza y una predicción más o menos extendida: que pese a su éxito planetario, esta vez no arrasaría Game of Thrones (HBO), por la sencilla razón de que su última temporada no se estrenó en fechas de competencia. Y en qué medida Netflix se consolidaría como la gran pantalla global a la hora de ver series, expectativa lógica si se piensa que saltó de las 56 nominaciones de 2016 a 91 esta vez.Elisabeth Moss. Mejor actriz dramática por “The Handmaid’s Tale”.Pero hay que insistir con eso de las damas primero, porque el premio a la mejor serie dramática (el plato fuerte de la noche, ése que tantas veces se llevaron historias emblemáticas como Los Soprano, Mad Men o los ardientes dragones de GOT) fue para The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada), un drama futurista basado en un relato de la canadiense Margaret Atwood, donde las mujeres son esclavizadas. La serie acaparó cinco premios, incluyendo el de protagonista femenina para Elisabeth Moss, la inolvidable Peggy Olson que hace unos años tanto padecía a Don Draper en Mad Men.The Handmaid’s… será recordada, además, por ser la primera serie que se lleva el premio mayor sin pertenecer ni a una cadena tradicional, ni al cable, ni a Netflix. Se vio en Hulu, que es sencillamente una web que busca competir on line.La otra gran ganadora de la noche (5 galardones, también) fue Big Little Lies (HBO). Producida y protagonizada por Nicole Kidman y Reese Witherspoon -competían entre sí como actrices-, terminó festejando Kidman. Con la violencia de género en el centro de la trama, la australiana subrayó: “Es una enfermedad complicada e insidiosa, pero existe mucho más de lo que nos permitimos reconocer”.Y para seguir con una gala donde el protagonismo absoluto fue para ellas, el teatro Microsoft en pleno celebró el nuevo récord marcado por Julia Louis Dreyfus: Veep (de HBO) se volvió a llevar el premio a la mejor comedia y ella -cómo no asociarla a la querible Elaine de Seinfeld- logró su sexto triunfo consecutivo como mejor actriz del género por su rol como la vicepresidenta de los Estados Unidos, Selina Meyer. Superó así la marca de Candice Bergen, que había logrado cinco al hilo en el furor de Murphy Brown.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *