El mercado superó prueba de fuego: la Bolsa reaccionó tras la caída y volvió a bajar el dólar

La gestión de Mauricio Macri vivió largo tiempo bajo el peso de que la marcha de la economía y la no aparición de los “brotes verdes”, iba a afectar a la política y le podría pasar factura en las elecciones legislativas.La metáfora se revirtió después de las PASO: ahora la política es la que está impulsando la economía. Y de esto puede dar cuenta la séptima baja consecutiva del dólar, el retroceso de la inflación, la suba de la Bolsa y el anuncio de nuevas inversiones.La renacida fe hizo que la Bolsa se repusiera en solo 24 horas de uno de los peores días del año. El martes bajó 2,3% y el miércoles tuvo un rebote de 1,30% pero con firmeza en los papeles que más habían bajado el día anterior.La caída fue aprovechada por los inversores que estaban afuera y no se animaban a entrar por los elevados valores. Ellos esperaron la baja. Apenas ocurrió la fuerte toma de ganancias, el mercado se pobló de nuevos jugadores, al punto que negoció $538 millones, $100 millones más que el día anterior.Así se explica que Transener -que había cedido 4,37% el martes- al día siguiente subiera 5,44%. San Miguel, la exportadora de limones, avanzó 4,96%. Los bancos tuvieron crecimientos cercanos a 2%. Las que no imitaron a las compañías eléctricas fueron las empresas de gas que tuvieron alzas acotadas.LEA MÁS:El dólar cayó por cuarta jornada, a su valor mínimo en dos mesesCambio de expectativas: las empresas argentinas duplicaron su valor desde 2015La euforia de la Bolsa fue la contracara de lo que sucedió en el mercado cambiario donde el dólar en bancos y casas de cambio -el que se vende al público- cayó tres centavos a $ 16,34. El “blue” siguió en 16,85 y con escasas operaciones.El dólar “hoy”, como se denomina al que se negocia en el mercado interbancario, operó USD 479,5 millones. Abrió a $ 17,10, pero el mercado se armó a las 11.00 cuando se hizo la primera operación a $ 17,05. Sobre el final, una leve presión de los compradores hizo que cerrara a $ 17,06, el mismo precio que el día anterior.El dólar de referencia que calcula el Banco Central tomando el valor de la divisa a distintas horas de la rueda, bajó 5,4 centavos a $ 17,0583.En el mercado de futuros, casi todos los fines de mes cerraron en baja. Fin de setiembre cotizó a $ 17,2525 (-0,07%) y fin de enero de 2018 a $ 18,5775 (+0,04%).Las reservas crecieron USD 104 millones a USD 50.994 millones a pesar de que por la caída del oro y del euro, se perdieron USD 30 millones y que los pagos fueron de USD 46 millones a organismos internacionales y USD 3 millones a Brasil.La escalada alcista del Merval es la contracara de un dólar débil, que quedó lejos de los 18 pesosPor otra parte, la licitación de Letes por USD 1.000 millones, tuvo una demanda de USD 2.538 millones, es decir 1,5 veces el monto ofertado. Las tasas de estos títulos bajaron 0,40 puntos promedio desde su nacimiento lo que coincide con la baja del riesgo-país que está en su nivel más bajo desde 2011, esto significa que al Gobierno le bajará el costo de endeudarse.En el mercado de bonos de la deuda, el monto de negocios creció a $8.178 millones. El Bonar 2024, el título de referencia en dólares, cedió 0,30%, pero como su baja fue inferior a lo largo del mes a la del dólar, su paridad está más alta y, por lo tanto, la renta que ofrece es menor.Los Bonos del Tesoro (Bontes) mantuvieron sus precios, salvo el Boden 2020 que concentró negocios por casi $ 2.000 millones y subió 0,10 por ciento.El volumen de negocios en Letes y Lebac, tuvo un fuerte salto de $7.000 millones y operó $34.757 millones.Los ánimos cambiaron. La Bolsa pasó la prueba de fuego de la toma de ganancias y el dólar parece acercarse al piso. Los rendimientos de los activos en pesos son tan elevados que se cree que tardará en acercarse a $18, el valor que tenía antes de las PASO.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *