Donald Trump niega un acuerdo con los demócratas para proteger a los “dreamers”

La noticia corrió anoche cómo pólvora. Los líderes demócratas en el Congreso de Estados Unidos anunciaron haber alcanzado un acuerdo con el presidente Donald Trump para preservar el programa DACA que protege de la deportación a jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores de edad. La Casa Blanca no confirmó el pacto. Hasta que esta mañana, el presidente negó el arreglo (en Twitter).”No se llegó a ningún acuerdo anoche sobre el DACA. La seguridad fronteriza tiene que ser acordada por consenso. Será sujeta a voto”, escribió echando agua helada sobre un acuerdo que parecía una luz al final de túnel para 800 mil inmigrantes indocumentados traídos a Estados Unidos cuando eran niños y que ahora están en un limbo legal. No deal was made last night on DACA. Massive border security would have to be agreed to in exchange for consent. Would be subject to vote.— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) September 14, 2017Cuando los demócratas anunciaron anoche el acuerdo, explicaron que también se había acordado trabajar en un paquete de seguridad fronteriza que no incluyera al famoso muro de Trump. Mirá también Donald Trump afirmó que los “soñadores” no deben preocuparse hasta marzoPor el muro no es negociable. “El MURO (sic), que ya está en construcción como renovación de viejas vallas y estructuras, seguirá siendo construido”, aclaró Trump en un tuit. The WALL, which is already under construction in the form of new renovation of old and existing fences and walls, will continue to be built.— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) September 14, 2017La Casa Blanca nunca confirmó un acuerdo con los demócratas y su vocera, Sarah Sanders, contradijo anoche en parte a los líderes demócratas quienes en su comunicado informaron: “Acordamos plasmar pronto en la ley las protecciones previstas en el DACA y trabajar en un paquete de seguridad fronteriza, excluyendo el muro, que sea aceptable para ambas partes”. El texto lleva la firma de la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer. Mirá también La decisión sobre los “dreamers” quedará presa de la interna política en Estados UnidosSanders cuestionó esas palabras. “Se habló tanto del DACA como de la seguridad fronteriza, pero no se acordó excluir el muro”.La construcción de un muro en la frontera con México es una de las principales promesas electorales del presidente republicano.El 5 de septiembre Trump canceló el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que protegía de la deportación a cerca de 800.000 jóvenes indocumentados a los que sus padres llevaron a Estados Unidos cuando eran niños. El futuro de los denominados “dreamers” (soñadores) quedó a partir de ahí en manos del Congreso. Mirá también Barack Obama duro con Donald Trump por poner fin al “sueño” de 800.000 jóvenes indocumentadosEl programa creado por Barack Obama vence en seis meses. Y será el Congreso el que tenga que dar una respuesta a miles de jóvenes completamente integrados a la vida social y laboral en EE.UU. puesto que llegaron cuando tenían apenas un pocos años, y han crecido y estudiado en el país.Al respecto, Trump preguntó esta mañana si “realmente alguien quiere echar a jóvenes buenos, educados y preparados que tienen trabajos, que algunos sirven en el ejército” ¡Realmente!…” Does anybody really want to throw out good, educated and accomplished young people who have jobs, some serving in the military? Really!…..— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) September 14, 2017El problema con Trump parece ser el muro. No es moneda de negociación. Un acuerdo para proteger a los dreamers que él dejó desamparados al deshacer de un plumazo el programa de Obama puede ser negociado, pero el muro no se toca.Los dreamers “han estado en nuestro país por mucho años sin que sea su culpa, traídos por sus padres a corta edad. Más seguridad fronteriza GRANDE”, tuiteó de esta mañana. …They have been in our country for many years through no fault of their own – brought in by parents at young age. Plus BIG border security— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) September 14, 2017Trump instó al poder legislativo a aprobar una solución antes de seis meses, que es cuando finaliza la prórroga que ha dado su administración para que empiecen a expirar los permisos temporales de estancia y de trabajo que concedía DACA y que se renovaban cada dos años. En agosto de 2019 habrán caducado todos. Mirá también ¿Qué es DACA y por qué hoy son noticia los “dreamers”?La cancelación de DACA causó una gran conmoción en Estados Unidos, donde, entre otros lugares, hubo protestas frente a la Casa Blanca, en Washington, y la Torre Trump, en Nueva York. La gran mayoría de los jóvenes protegidos por el programa -en torno a un 80 por ciento- son de origen mexicano.Una fuente de la Casa Blanca admitió que Trump mantuvo una conversación muy constructiva con Schumer y Pelosi sobre la reforma fiscal, la seguridad fronteriza, el programa DACA, infraestructura y comercio.Según esa fuente, que pidió permanecer en el anonimato, Trump apuesta por lograr soluciones entre ambos partidos y la conversación con los líderes demócratas fue un paso positivo en ese sentido. El Gobierno confía en continuar las conversaciones con destacados miembros de ambos partidos, agregó. Pero el presidente puso esta mañana sobre la mesa sus tantos.Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca se han presentado varios proyectos de ley para proteger a los “dreamers”, algunos con copatrocinio o respaldo republicano.Desde hace días, Trump y los demócratas buscan públicamente un acercamiento al respecto, algo que genera cierto malestar entre el Partido Republicano del presidente, que se ve cada vez más en un mero papel de espectador.La semana pasada, Trump ya consiguió una victoria en solitario al acordar con los líderes demócratas del Congreso ayudas millonarias para paliar las consecuencias de las inundaciones y a la vez elevar el techo de la deuda pública.Trump ha acusado durante meses a los demócratas de bloquear sus propuestas, pero cada vez se ha mostrado también más frustrado con su propio partido. Varios intentos republicanos de acabar con el programa de asistencia sanitaria conocido como “Obamacare” y sustituirlo fracasaron. Además, para disgusto del presidente, los republicanos impulsaron nuevas sanciones contra Rusia.Fuente: agencias

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *