Hallan a un mujer asesinada de 11 puñaladas y detienen a un amigo

Un ciudadano colombiano fue detenido en el marco de la investigación del crimen de una joven, madre de una niña de 4 años, que fue asesinada el viernes por la tarde en una localidad del interior de Santiago del Estero, informaron hoy fuentes judiciales.El hombre, cuya identidad no trascendió por tratarse de una persona sospechosa pero no imputada formalmente, fue localizado en la localidad de Villa Ojo de Agua por una comisión policial y fue puesto a disposición de la justicia. Mirá también El crimen de Micaela García: una testigo clave señaló al hijastro de WagnerLas fuentes señalaron que se trata de un vendedor ambulante de muebles que es conocida de la víctima, Teresa Lobato, de 21 años. La mujer fue hallada muerta por su hermano en la vivienda donde trabajaba como cuidadora en el paraje Toro Pozo, departamento Salavina, en el sur del territorio santiagueño. Según trascendió, había sufrido 11 cortes en distintas partes del cuerpo.Según las fuentes, los investigadores establecieron que el ahora detenido mantenía una relación de amistad con la mujer y que intercambiaban mensajes mediante telefonía celular. Mirá también Una chica fue convocada por Facebook a pelear y la mataron a balazosPero lo que les resultó llamativo fue que el hombre había borrado todos los diálogos que habían mantenido y no brindó una explicación sobre esa decisión.A diferencia del hijo del dueño que cuidaba la víctima, que fue demorado unas horas, y de la pareja de Lobato, que es un trabajador golondrina que había viajado a la provincia de Córdoba por razones laborales, el colombiano no tenía una coartada precisa sobre su paradero en el momento que se consumó el homicidio, añadieron los informantes. Mirá también Trasladaron al principal acusado del crimen de Araceli para que declare ante la fiscalAnoche, una comisión policial lo trasladó desde Villa Ojo de Agua al Centro Único de Detención en la ciudad de Santiago del Estero, donde quedó a disposición de la Unidad Fiscal Capital y de las encargadas de las pesquisas, las fiscales Cecilia Gómez Castañeda y Aída Farrán Serlé.El cuerpo de la mujer estaba tendido en el piso ensangrentado y con el arma blanca utilizada para consumar la agresión clavado, mientras que su hija de 4 años estaba a su lado llorando.Foto: DyN

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *