Las víctimas se quejaron del “fantasma de la dilación”

“Vuelve a aparecer el fantasma de la dilación y los pases entre una cámara y la otra”. Matías Bagnato (39), sobreviviente de la “Masacre de Flores” y uno de los impulsores del proyecto para limitar las excarcelaciones, se refirió así a las modificaciones que hizo ayer el Senado. Ahora, la iniciativa para modificar la Ley de Ejecución Penal 24.660 deberá volver a tratarse en Diputados.“La sensación que me dio es que quieren quedar bien con Dios y con el diablo”, le dijo Matías a Clarín sobre los cambios realizados por los senadores. Entre ellos, la quita del homicidio simple y contrabando simple de la restricción a las salidas anticipadas. “Homicidio simple es la gran mayoría”, afirmó Bagnato y agregó que su eliminación se debe a “los problemas que causaba, como los motines en los penales”.Bagnato aparece en el inicio del recorrido del proyecto. Hace poco más de un año, le llevó al presidente Mauricio Macri y al jefe de Gabinete, Marcos Peña, una propuesta realizada por las ONGUsina de Justicia y Madres del Dolor para restringir los beneficios a los presos.Causalidad o casualidad, fue convocado para hoy a las 10 en el juzgado de Ejecución Penal N° 1, donde lo notificarán si liberan o no a Fructuoso Álvarez González, condenado por asesinar a toda su familia en febrero de 1994. “Esto pasa porque mi causa es pública. Los juzgados nunca llaman a las víctimas porque no las consideran parte. En el proyecto está incluido que se informe a la víctima sobre las salidas”, dijo.“La modificación es muy discutible. Me parece que el proyecto era muy claro. Pero en Argentina matar es gratis”, dijo Emmanuel Terrón, hermano de Matías (31), el joven ejecutado por ladrones en Sarandí en junio del año pasado cuando quiso proteger a su familia de una entradera.Emmanuel fue uno de los que, junto a otros familiares de víctimas de la inseguridad y “tragedias evitables” convocó a la marcha “Para que no te pase”, el 11 de octubre pasado. Un mes y medio después de la movilización a Plaza de Mayo, la Cámara baja aprobó un proyecto que el diputado Luis Petri (Cambiemos) había presentado en agosto y basado en la propuesta de Usina de Justicia y Madres del Dolor. La media sanción se logró por 139 votos a favor (mayoría de los bloques de Cambiemos y Frente Renovador) contra 69 (el kirchnerismo se opuso).“En tanto y en cuanto se mantenga el tema de las reincidencias, si no dejamos a criterio del juez el tema de apartar los dictámenes y seguirlos, las consecuencias pueden ser gravísimas”, dijo Emmanuel, quien días atrás supo que uno de los asesinos de su hermano estaba bajo libertad condicional.“Una chica víctima de un abuso va a vivir toda su vida con eso frente al alto riesgo que el violador salga”, dijo y remarcó que el sistema penitenciario “está fallando muchísimo”. “Hoy en Argentina, el costo de un detenido es del primer mundo y los resultados del tercero”, graficó.Tras el paso por Diputados, hasta los primeros días de abril de este año no se había hablado más del tema. Otra vez el disparador del debate fue una muerte, en este caso la de Micaela García (21), la joven violada y asesinada en Gualeguay por Sebastián Wagner (30), quien estaba bajo libertad condicional a pesar de una condena de 9 años de prisión por dos abusos sexuales.“Estoy conforme”, dijo Carolina Píparo, víctima de una terrible salidera bancaria en La Plata que terminó con la vida de su bebé a punto de nacer, en 2010. Aunque advirtió: “El artículo 1° era muy importante porque más allá de que el condenado está preso para resocializarse y cumplir una pena, decía que también era para proteger a la sociedad. Esto se sacó y para nosotros en Usina de Justicia era importante aclarar que los jueces tienen que trabajar por la paz social”.Píparo consideró que “hay cuestiones ideológicas que no se van a terminar mañana” y que “el delincuente sigue siendo la gran víctima para muchos jueces y, evidentemente, para muchos legisladores. No obstante, destacó que ve “un avance” y que espera que Diputados lo convierta en ley en breve.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *